Osakidetza paga hasta 1.200 euros por trabajar en Nochebuena debido a la falta de personal

Osakidetza paga hasta 1.200 euros por trabajar en Nochebuena debido a la falta de personal

Las problemas para cubrir puestos obligan a cerrar ambulatorios a las cinco de la tarde y a reducir los permisos festivos, según los sindicatos

DAVID S. OLABARRI

Los problemas para cubrir determinados puestos en muchos centros de Osakidetza han obligado a tomar diversas medidas para garantizar la cobertura sanitaria durante las fiestas navideñas. Por ejemplo,en un ambulatorio vizcaíno se ha llegado a ofrecer hasta 1.200 euros por realizar una guardia médica de 24 horas en la jornada de Nochebuena, algunos puntos de atención sanitaria están cerrando sus puertas a las cinco de la tarde, dos horas antes de lo previsto, y muchos funcionarios han visto rechazadas sus solicitudes para coger vacaciones durante estas fechas, en las que se acumulan las contrataciones temporales para hacer frente a las sustituciones.

Portavoces autorizados de Osakidetza insistieron en que está «garantizada» la cobertura de la atención sanitaria «para toda la población», ya que todos los centros de Euskadi permanecen abiertos «mañana y tarde». Además, insistieron en que «cada organización de servicios sanitarios» es la encargada de planificar «con la suficiente antelación» la «cobertura adecuada» del servicio durante este periodo, buscando siempre un «equilibrio» entre las preferencias de los profesionales y el «nivel previsible de demanda».

De igual modo, explicaron que las retribuciones de días señalados como Nochebuena, Navidad y fin de año vienen «determinadas» en el acuerdo regulador de las condiciones de trabajo de Osakidetza. En términos generales, las guardias y gran parte de los trabajos ordinarios durante estas festividades se retribuyen «por el doble de su valor» habitual.

En su contexto

907
euros pagan en el ambulatorio de Amorebieta por una guardia médica desde las 17 horas del día 24 de diciembre hasta las nueve de la mañana del día siguiente
Escasez de personal
Muchos funcionarios han visto rechazadas sus solicitudes para coger vacaciones durante estas fechas, en las que se acumulan las contrataciones temporales para hacer frente a las numerosas sustituciones que hacen falta.
Osakidetza
Los responsables de Osakidetza aseguran que está «garantizada» la cobertura de la atención sanitaria «para toda la población» estos días, ya que todos los centros de Euskadi permanecen abiertos «mañana y tarde».
Ertzainas
A diferencia de los funcionarios de Osakidetza, los ertzainas no pueden ser remplazados temporalmente con sustitutos. Una particularidad que hace que las bajas, los eventos especiales o las vacaciones en periodos señalados, como las fiestas navideñas, deban ser organizadas de distina manera. En otras palabras, una carencia en la Ertzaintza se cubre con otro ertzaina. En este caso, lo que primero que se hace es solicitar voluntarios y, si no se consigue, recurrir a los agentes que no han cumplido todas sus horas en los cuadrantes de trabajo. Si se tiene que recurrir a un funcionario con «exceso de horas», se le deberá pagar unos 24 euros por cada hora extra, los gastos de desplazamiento entre su domicilio y el centro de trabajo y, por último, unos 14 euros en concepto de dietas por ese día de trabajo.

La visión del asunto desde los sindicatos es muy distinta. Responsables de UGT consideran que el cierre de los ambulatorios horas antes de lo previsto o las restricciones para coger vacaciones en esta época son una consecuencia de una «falta de previsión» y de una «gestión ineficaz» de los recursos públicos. Desde esta central recalcan, por ejemplo, que es el segundo año consecutivo en el que se produce un «recorte» en los horarios de los centros de atención primaria en Bilbao, en concreto desde el pasado día 22 hasta el próximo 8 de enero, algo que también ha sido denunciado por las asociaciones de vecinos de la capital vizcaína.

En este sentido, insisten en que si los «contratos ofertados al personal eventual tuvieran mejores condiciones» no se produciría estas carencias de personal. Básicamente, porque con unas mejores prestaciones -según dicen- estos trabajadores, que están cambiando continuamente de un centro a otro, «no declinarían las ofertas» de cubrir turnos durante en estas fechas festivas. A su juicio, lo único que se consigue con esta medida es dejar la atención primaria en condiciones «deficitarias», lo que sólo lleva a «saturar» las Urgencias.

En Osakidetza replican que estos cambios de horario son modificaciones «circunstanciales» que, «en ningún caso», supone la «limitación de la cobertura de atención». Y subrayan que durante la temporada navideña «se han reforzado los centros de salud que más demanda asistencial presentan», del mismo modo que se ha contratado más personal en el servicio de asistencia domiciliaria y en diversas unidades de urgencias.

Respecto a las «limitaciones de permisos» a las plantillas durante los períodos de fiestas, desde el Servicio Vasco de Salud insisten en que se trata de necesidades «excepcionales» que obligan a tomar estas medidas. En todo caso, recalcan que siempre se garantiza el «disfrute» de estas vacaciones en «fechas consensuadas con los propios profesionales».

Falta de médicos

En el caso de las sustituciones de médicos en Navidades -señalan fuentes especializadas- se suma el déficit de facultativos que existe en el País Vasco para cubrir determinadas plazas. De hecho, las ofertas para trabajar en Nochebuena, Navidad y Año Nuevo en algunos centros se han extendido a médicos que en la actualidad trabajan en comunidades vecinas. Por ejemplo, en Amorebieta se ofertan 907 euros por una guardia desde las 17 horas del día 24 hasta las 9 de la mañana del día siguiente. En Amurrio, de las 8 de la tarde hasta las 9 del día siguiente, se ganarían 784 euros.

En Durango, de 9 de la mañana a 12 de la noche, 664 euros. Y en Lekeitio, una guardia de 24 horas empezada a las 9 de la mañana, se oferta a 1.236 euros. Las ofertas para el día de Navidad son similares. Por ejemplo, en el centro de salud de Durango trabajar ese día desde la diez de la mañana hasta las 10 de la noche se paga a 622 euros.

Los portavoces de Osakidetza, por su parte, insisten en que las retribuciones económicas especiales para estos días festivos vienen marcadas por las condiciones recogidas en el acuerdo regulador de la sanidad pública vasca. Esta normativa determina los pluses que se deben abonar a los funcionarios que trabajan en horarios nocturnos, fuera de su calendario laboral o dentro de su jornada habitual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos