Comerse la nevera es indigesto

Comerse la nevera es indigesto

El estrés y la ansiedad favorecen lo que los especialistas conocen como alimentación emocional, un falso apetito, aparentemente irresistible, que le lleva a uno a vaciar la nevera o hincharse a dulce sin ninguna necesidad

FERMÍN APEZTEGUIA

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos