Niños y niñas gitanos, LGTBi y migrantes sufren más ciberacoso

Un informe de Unicef, elaborado por la UPV, revela que la infancia más vulnerable es la más expuesta a los riesgos asociados a la tecnología

A. A. SAN SEBASTIÁN.

Los niños y niñas más vulnerables en la vida real sufren también en mayor medida los peligros del mundo online: son las principales víctimas del ciberacoso y de los delitos de odio cometidos a través de internet, entre ellos, niños y niñas gitanos, LGTBi, migrantes, los que viven en centros tutelados o los que tienen discapacidad. Un informe de Unicef, elaborado por el grupo de la UPV/EHU EU Kids Online, revela además que son estos colectivos los que menos acceso tienen a las tecnologías, lo que supone un motivo de exclusión.

«Los niños y niñas más vulnerables en su vida llegan con una vulnerabilidad extra previa vinculada a esos factores preexistentes que les hacen más susceptibles a los riesgos y a los daños, pero al mismo tiempo es una ventana de oportunidades con el potencial de cambiar sus vidas», constata el estudio, titulado 'Los niños y las niñas de la brecha digital en España'. El 95,2% de los niños y niñas entre 10 y 15 años usa internet, pero todavía hay 300.000 niños, niñas y adolescentes que no ha usado un ordenador y 140.000 que no ha tenido un solo contacto en internet, según los datos del INE. En el caso de Euskadi, el porcentaje de niños y niñas usuarios de internet se eleva a 97,6%, el 94,9% utilizó un ordenador en los tres últimos meses y el 77,5% dispone de un teléfono móvil, recoge el informe.

Formación

Un 15% de los menores gays, lesbianas o transexuales han sido víctimas de acoso 'online'

La comunidad gitana es la que más dificultades tiene en el acceso y uso de las tecnologías. El 22% de los jóvenes gitanos no tienen internet en casa por motivos económicos. Entre la comunidad LGTBi, un 15% ha sido víctima de acoso a través de las redes sociales y el teléfono móvil.

«Se debe promover la formación en las escuelas y en las familias en derechos, valores y competencias digitales, para transmitir a los niños y niñas una visión integral y crítica de la tecnología para que sean capaces de identificar los riesgos y evitar los daños. Sin olvidarnos del importante papel de las empresas tecnológicas o las autoridades públicas», señaló Elsa Fuente, coordinadora de Unicef Comité País Vasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos