Las mujeres del Neolítico ganarían a las atletas de élite actuales

Las mujeres del Neolítico ganarían a las atletas de élite actuales

Científicos de Cambridge compararon el húmero y la tibia de 45 mujeres que juegan al fútbol, corren o reman con los huesos de las mujeres que vivían en el Neolítico

AGENCIAS

Las mujeres prehistóricas tenían los brazos más fuertes que las a las atletas de élite actuales gracias a su participación activa en la agricultura, que incluía sembrar y moler granos a mano, según un estudio publicado el miércoles en la revista 'Science Advances'.

Científicos de la Universidad de Cambridge analizaron el húmero y la tibia de 45 mujeres actuales que juegan al fútbol, corren o reman, y los de un grupo de mujeres sedentarias. Posteriormente compararon los resultados con los huesos de las mujeres que vivían en el Neolítico.

"Analizando los huesos de las mujeres en un contexto específico, podemos entender qué tan intensas, variables y difíciles eran sus actividades", señala la autora principal de la investigación, Alison Macintosh, de la Universidad de Cambridge.

Los científicos de Cambrigde escanearon durante tres semanas los brazos y las piernas del equipo de remo femenino, que entrena 21 horas y recorre una media de 120 kilómetros cada semana. El húmero de las mujeres de la prehistoria era 30% más fuerte que el de las estudiantes de Cambridge.

Por el trabajo a mano

"Antes de inventar el arado, el cultivo de los campos implicaba plantar, sembrar y cosechar a mano", dice Macintosh para explicar la diferencia.

"Las mujeres probablemente también iban a buscar comida y agua para el ganado, procesaban la leche y la carne y trabajaban la piel y la lana en tejidos", añade.

Remeras de Cambridge
Remeras de Cambridge

Otra de las importantes actividades a las que se dedicaban era transformar el trigo en harina, usando dos piedras de grandes dimensiones.

"Nuestros descubrimientos sugieren que durante miles de años, el riguroso trabajo a mano que hacían las mujeres fue crucial para las primeras economías basadas en la agricultura", apunta de su lado Jay Stock, científico de la Universidad de Cambridge y que también participó en el estudio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos