Menos muertes, pero la misma tragedia en el Mediterráneo

Menos muertes, pero la misma tragedia en el Mediterráneo

El flujo migratorio por mar hacia Europa desciende a la mitad, pero se sigue cobrando miles de vidas. Este año, la de 2.826 personas que querían alcanzar el Viejo Continente

Amaia Chico
AMAIA CHICO

El flujo migratorio a través del Mediterráneo se ha reducido casi a la mitad. Pero la tragedia en forma de vidas que se sigue cobrando el mar no permite bajar la guardia ni desactivar las alarmas sobre un drama que sigue presente cada día aunque ya no ocupe páginas de periódico ni minutos de televisión: el de los migrantes que buscan en Europa rehacer sus vidas o simplemente tener una digna. Los últimos datos, a 29 de octubre, ofrecidos por el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración reflejan un descenso drástico en el número de llegadas respecto al año anterior, y con él una reducción también considerable, aunque no en la misma proporción, de personas fallecidas o desaparecidas en alguna de las tres rutas migratorias más utilizadas. Los números, aunque más bajos, siguen impactando. En lo que va de año han muerto 2.826 personas, el 90% en la ruta más peligrosa y más utilizada, la que se extiende desde las costas libias hasta Italia por el Mediterráneo central. Otras 567 personas han desaparecido bajo las aguas.

En total, casi 150.000 personas han logrado desde enero alcanzar Europa, la mitad de las 334.000 que lo hicieron un año antes. El organismo europeo no explica las causas de ese descenso, pero sí da cuenta de que en este 2017 las cosas no van a terminar como empezaron. Y es que los primeros meses “más activos de los últimos cuatro años en esta emergencia” que suma ya miles y miles de vidas perdidas. El año comenzó con un 20% más de llegadas en la zona central del Mediterráneo, pero desde julio los desembarcos en Italia han caído dos tercios respecto a los registrados en los años previos, los más complicados. Este dato, ha señalado el portavoz de la OIM Joel Millman, refuta una afirmación hecha sin base real. “Que la amplia presencia de barcos de rescate a lo largo de la zona central del Mediterráneo en los últimos cuatro meses no sirvió, como algunos habían predicho, como un ‘factor de empuje’ para atraer cada vez a más número de migrantes de África hacia Europa”.

La segunda constatación de Millman es que con el descenso en las llegadas, 111.302 a Italia desde enero, también ha bajado en los últimos meses el número de decesos. En ese mortífero ‘corredor’ central han muerto en lo que va de año 2.631 personas tras naufragar alguna de las frágiles embarcaciones. Un millar menos que hasta octubre del anterior, cuando Italia experimentó el efecto contrario al de este año. Hasta junio recibió a menos de 30.000 migrantes, pero a partir de ahí las cifras se multiplicaron hasta superar los 100.000 entre julio y octubre. Y en todo ese periodo más de 4.000 personas perdieron la vida.

La cifra real es más elevada

Las cifras que aportan los ministerios de Interior de los principales países de llegada (Italia, España, Grecia o Chipre) arrojan esos números, aunque la propia OIM y las ONG que trabajan sobre el terreno, tanto en tierra como en mar -entre ellas, Zaporeak o Salvamento Marítimo Humanitario- advierten siempre de que la cifra real es más elevada.

Y con los únicos datos existentes en la mano, en lo que va de año han llegado a España a través de la ruta oeste 14.042 personas, y al menos 149 han perdido la vida intentándolo. En ese recuento se incluye, y así lo hace constar la OIM, a los dos migrantes que perdieron la vida el pasado domingo cerca de la costa de Tánger, en Marruecos, tras volcar el bote en el que viajaban 51 pe4rsonas, entre ellas diez mujeres y dos bebés. “Los decesos, si bien han bajado, no han terminado”, advierte el Organismo de Naciones Unidas que recuerda además que si el Mediterráneo se ha convertido en la mayor tumba mundial, cientos de migrantes mueren durante sus travesías en otros puntos del planeta. En lo que va de año, un total de 4.842 personas. Cifras oficiales.

Fotos

Vídeos