Desde el Mont Blanc se grita más alto

Desde el Mont Blanc se grita más alto

Con la intención de seguir rescatando a migrantes en el Mediterráneo, dos policias de Sevilla se embarcan en la aventura de coronar el Mont Blanc para conseguir fondos para los refugiados

Beatriz Campuzano
BEATRIZ CAMPUZANO

4.810 metros. Es su meta. Buscan coronar el Mont Blanc para denunciar, desde el techo de los Alpes, la situación en la que se encuentran los miles de refugiados y migrantes que huyen de sus países de origen en busca de una nueva vida en Europa. Una vida, que a día de hoy, no encuentran porque, en parte, la Unión Europa no cumple con las condiciones del pacto firmado con Erdogan hace ya dos años.

Inquietos, siempre pensando en cómo ayudar y sin «ninguna idea buena». Así se definen Juan Carlos Rincón y Miguel Ángel Valcárcel, dos policías de Aljarafe de Sevilla a quien un día, subiendo el Toubkal, se les ocurrió «dar un toque de atención a los gobiernos» en la gestión de los migrantes de una manera diferente. Y no se les ocurrió mejor manera que hacerlo desde «la cumbre de Europa».

Será, si la metereología se lo permite y no surgen imprevistos, el día 22 de junio cuando alzen su voz. La llegada hasta la cima no será sencilla pero sus años de experiencia en la montaña les servirá de base para poder conseguir un reto personal porque nunca antes habían «subido montañas más allá de los 4.400 metros». En principio no se espera problemas con el tiempo ya que hará bueno, pero aún así irán preparados. «Tenemos una semana para hacer cumbre y no tenemos prisa. La idea es parar en dos refugios antes de poder llegar a los 4.810 metros», detalla Valcárcel.

Rincón y Valcárcel se conocen desde hace años. Ni más ni menos que que 16 años. Desde entonces suben juntos diferentes montañas de Europa y Marruecos, hacen «piragüismo y se entrenan a diario». Ahora, aunque se muestran ilusionados con el proyecto y la acogida que está teniendo, critican «que personas de la calle tengan que reivindicar esta situación. Es una vergüenza». Ellos son padres de familia, que, con su equipamiento y aprovechando sus vacaciones, parten al Mont Blanc a coronar la cima. Lo «vemos factible», reconoce Valcárcel al otro lado del teléfono. «Estamos preparados fisícamente, no somos dos policias gorditos», bromea.

Para poder cumplir esta aventura, cuentan con el respaldo de la oenegé Proemaid, que, formada por profesionales de las emergencias, lleva desde 2015 dando respuestas a la catástrofe humanitaria en el mar Mediterráneo. De hecho, esperan «poder recaudar 4.810 euros, que son los metros de altitud de la cima de esta montaña», una de las más importantes de Europa. Lo que consigan con el crowfunding en 'Mi grano de arena' irá integramente a la oenegé sevillana para que puedan seguir con su labor en el Mediterráneo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos