7 millones de ahorro al año en pañales y dietéticos con la compra directa

Salud ya suministra desde 2015 absorbentes y productos dietéticos a los geriátricos, una medida que ha mermado un 68% la factura

A. A. SAN SEBASTIÁN.

La reforma que se avecina en el suministro de medicamentos a las residencias de mayores no es el primer cambio que atañe al servicio farmacéutico en Gipuzkoa. Ya en 2015, el Departamento vasco de Salud pasó a suministrar directamente los absorbentes de incontinencia urinaria, que hasta esa fecha se compraban mediante receta en las oficinas de farmacia. El año pasado, se repartieron 19 millones de pañales a un total de 18.043 pacientes. El importe de la factura fue de 4,5 millones de euros, lo que supone un ahorro de 5,8 millones (56,31%) respecto al gasto del modelo anterior, según datos aportados por la consejería que dirige Jon Darpón. Con la compra centralizada, se logran eliminar intermediarios y desaparecen márgenes, explica Iñaki Betolaza, director de Farmacia del Gobierno Vasco. La alternativa adoptada consiste en que la consejería saca a concurso público el contrato por el suministro del producto, al que se presentan las marcas y los distribuidores. «Además de que se ahorra ese margen, se logra competencia entre las ofertas», lo que explica el menor precio, añade el responsable. La diferencia es que las residencias no pueden elegir el tipo de producto, sino que se oferta una sola marca y modelo.

Un año más tarde, en octubre de 2016, la compra centralizada se extendió a los productos dietéticos, aquellos que son suministrados a las personas mayores que tienen problemas de alimentación y necesitan suplementos adaptados a sus necesidades de dieta -por ejemplo, suelen sufrir problemas de deglución-. El año pasado, estos productos se recetaron a 3.838 pacientes, en total 25,38 millones de unidades, que supusieron un desembolso 1,28 millones. El ahorro ascendió a 5,05 millones (un 79,78%) respecto al suministro a través de las oficinas de farmacia.

Desde el Gobierno Vasco remarcan que el cambio de suministro se engloba en una estrategia de abordaje sociosanitario de la atención farmacéutica en las residencias, un modelo en el que se han dado pasos como el desarrollo de la receta electrónica en las residencias, o el acceso a la historia clínica de Osakidetza, que empezó en 2015 y ya se ha completado en toda la red de geriátricos, «lo que ha redundado en una mejora diagnóstica y de tratamiento para las personas usuarias», recalcan desde Salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos