MEDIO SIGLO DE HISTORIA NUCLEAR EN IMÁGENES

La central de Santa María de Garoña se inauguró en 1970 y se cierra tras haberse convertido en un icono de la lucha ecologista

ÓSCAR B. DE OTÁLORA
Franco inaugura las obrasDV
1

Franco inaugura las obras

El dictador Francisco Franco inauguró las obras de la central nuclear de Garoña en 1966. Los trabajos finalizarían en 1970. La tecnología necesaria para ponerla en marcha había sido adquirida a la empresa norteamericana General Electric y en ese momento suponía que Garoña fue en ese momento la mayor central nuclear de su clase en Europa.

La vasija, una de las piezas claveDV
2

La vasija, una de las piezas clave

En la imagen puede verse la creación de la vasija, una de las piezas claves para la producción de energía eléctrica en la central nuclear. En esa pieza es donde se detectaría pequeñas grietas cuya reparación encarecería, a lo largo de los años, los costes de mantenimiento de Garoña.

El traslado del reactorDV
3

El traslado del reactor

El reactor nuclear llegó en 1966 a España en barco desde Estados Unidos. Se descargó en el puerto de Bilbao y fue trasladado por carretera hasta Garoña. Supuso una operación logística sin precedentes en la España de los sesenta.

Greenpeace lidera las protestasDV
4

Greenpeace lidera las protestas

La organización internacional Greenpeace comenzó las protestas contra Garoña en los años 80. Una de las cuestiones que fue clave en el discurso contra la central fue el accidente de la central nuclear norteamericana de Harrisburg en 1979 ya que se trataba de un reactor más avanzado que el que se había instalado en la localidad burgalesa.

Movilizaciones en toda EspañaDV
5

Movilizaciones en toda España

El que fuera director general de Greenpeace en España en ese momento, Juan López de Uralde, dirigió una campaña a nivel nacional para pedir el cierre de Garoña. En la imagen, de 2009, presentó con el director de cine Fernando Colomo una campaña contra las centrales nucleares apoyada en un manifiesto firmado por 200 artistas e intelectuales. En ese momento se estaba discutiendo la posibilidad de conceder una prórroga para que el reactor prolongase su vida útil.

Apoyo en las localidades próximas a la centralDV
6

Apoyo en las localidades próximas a la central

En 2009, cuando se estaba discutiendo la prórroga, el comité de empresa de los trabajadores de Garoña se moviliza para solicitar la continuidad de la central. Según datos de Nuclenor, la instalación genera 1.000 puestos de trabajo -directos e indirectos-. Este empleo es clave para la economía de la zona.

Los incidentes de GaroñaDV
7

Los incidentes de Garoña

En las últimas dos décadas, la central nuclear ha notificado algo más de un centenar de incidentes. En su mayoría se trata de problemas catalogados de 'nivel 0' en la Escala Internacional de Incidentes Nucleares (INES, por sus siglas en inglés). En la práctica supone que se trata de desviaciones en el comportamiento habitual de la instalación, sin que supongan un riesgo. En la imagen, un pescador muestra una carpa capturada junto en el Ebro a su paso por Garoña.

Las marchas anualesDV
8

Las marchas anuales

Las movilizaciones han sido constantes desde los años 80 a la hora de exigir el cierre de la central. Uno de los hitos anuales ha sido la Marcha contra Garoña, convocada por organizaciones ecologistas y partidos políticos para demandar el fin de Garoña.

Simulacros en los pueblos de la zonaDV
9

Simulacros en los pueblos de la zona

La normativa para el mantenimiento en activo de la central de Garoña obliga a realizar simulacros periódicos de un accidente nuclear. En los pueblos de la zona existen puntos de reunión y evacuación para este tipo de incidentes y está previsto un protocolo de descontaminación. En la imagen, una guardia civil durante uno de los ensayos de accidente.

Las últimas movilizacionesDV
10

Las últimas movilizaciones

En 2011, el accidente de la central nuclear de Fukushima -con un reactor nuclear similar al de Garoña que resultó afectado por un terremoto y un tsunami- hizo que se multiplicasen las protestas contra Garoña y que aumentase la sensibilidad ante la instalación y su futuro. En diciembre de 2012 el reactor nuclear de la central se detuvo y desde entonces no ha vuelto a entrar en funcionamiento, a la espera de las resoluciones técnicas, en las que finalmente se ha optado por el cierre de Garoña.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos