Garavito, el mayor asesino de niños de la historia

Luis Alfredo Garavito, en una imagen de archivo/
Luis Alfredo Garavito, en una imagen de archivo

Luis Alfredo Garavito, apodado 'La Bestia', secuestró, violó, torturó y asesinó a más de 200 niños en Colombia durante siete años

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

Luis Alfredo Garavito es comúnmente conocido como 'La bestia'. Durante siete años secuestró, violó, torturó y asesinó a más de 200 niños en Colombia, y es el mayor asesino en serie de niños de la historia de la humanidad.

Conocí la terrible historia de Garavito a través de un documental del periodista Jon Sistiaga, dentro del serial de 'Infancias Robadas' del programa 'Tabú'. Lo primero que me sorprendió es no haber oído nunca antes hablar de ese monstruo, de sus asesinatos que aterraron a toda Colombia entre 1992 y 1999.

Su modus operandi era siempre el mismo. Primero recorría el lugar e identificaba su objetivo. Sus objetivos eran chicos de entre seis y dieciséis años, de bajo nivel socioeconómico. Escogía campesinos, escolares, trabajadores. Garavito abordaba a los niños que llamaban su atención en parques infantiles, canchas deportivas, terminales de autobuses, mercados y barrios marginales.

Tras entablar conversación con ellos, les ofrecía dinero y los invitaba a caminar. Cuando los niños se cansaban, Garavito se bebía una botella de alguna bebida alcohólica, casi siempre brandy, y una vez alcoholizado, atacaba a los niños en sitios despoblados.

Primero los amarraba y después se dedicaba a golpearlos: les daba patadas en el estómago, el pecho, la espalda y la cara; les rompía las manos a pisotones; les daba puñetazos en los riñones; y les saltaba encima para romperles las costillas. Luego sacaba un cuchillo y un desatornillador, y los mutilaba. A otros, además, los violaba, y aseguró que alcanzaba el clímax cuando los degollaba con un cuchillo. Después los abandonaba en descampados, donde se encontraban decenas de cadáveres juntos. En ocasiones tan solo aparecían los restos óseos de los pequeños.

«No soy peligroso»

En la entrevista que Sistiaga tuvo cara a cara con Garavito, este afirmaba que no se consideraba peligroso, y se refirió así a sus crímenes: «Yo cometí una serie de conductas que infringen las normas penales y las morales, soy un ser humano igual a cualquier otro, con fallas pero no me considero peligroso (…) cometí una cantidad de errores de los cuales estoy bastante arrepentido y estoy pagando una pena, esto es duro».

Un relato terrorífico, deleznable, por el que fue condenado a tan solo 40 años de cárcel. Más de 200 niños asesinados, algunos de ellos sin identificar todavía, cuyos restos aguardan para ser analizados en cajas de cartón apiladas. Garavito podría abandonar la cárcel dentro de 6 años, en 2023, por buena conducta y colaboración con la justicia. A sus 68 años, Garavito podría verse beneficiado con la libertad condicional debido a que la ley otorga una rebaja de pena a los 25 o 30 años de prisión si el preso estudia, trabaja o escribe un libro.

Cuando se despidió del periodista guipuzcoano, 'La bestia' le dio recuerdos para sus hijos. Escalofriante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos