El barco de la solidaridad guipuzcoana comienza a salvar vidas

El Lifeline ya espera en el puerto de La Valetta (Malta) para zarpar mañana. / SMH

El 'Lifeline', fletado por una ONG de Zarautz gracias a aportaciones individuales e institucionales, operará en el Mediterráneo Central

IRAITZ VÁZQUEZ SAN SEBASTIÁN.

El Lifeline zarpará definitivamente este miércoles hacia aguas del Mediterráneo. Su objetivo no será otro que rescatar a refugiados que huyen en balsas del infierno en el que se ha convertido los últimos años Siria. A pesar de que su primera intención era partir el pasado viernes, los responsables de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), con sede en Zarautz, han tenido que retrasar a hoy su salida debido a «problemas burocráticos». Adquirieron el barco con bandera holandesa, una condición que han querido mantener porque facilitará la petición de asilo de las personas que rescaten del mar.

La solidaridad de cientos de guipuzcoanos y la aportación de las instituciones vascas, que han colaborado con sustanciales donaciones, han contribuido a que la organización zarauztarra pudiese fletar el barco de rescate rumbo al Mediterráneo. Estos últimos días los responsables de la ONG se han afanado en acondicionar la embarcación para que pueda trabajar en las mejores condiciones posibles. Así, han ampliado la capacidad de la tripulación de dieciséis a diecinueve personas, han incorporado tres balsas de rescate con capacidad para 265 refugiados y han mejorado el software de navegación de la embarcación.

Acondicionado el barco, hoy es uno de los días más importantes del proyecto bautizado como 'Maydayterraneo', una aventura que se gestó en un paseo por el Muelle de San Sebastián donde dos de los responsables soñaron con la idea de aportar su granito de arena para intentar ayudar a los refugiados. Después de muchos esfuerzos, por fin el barco partirá al rescate de esas miles de personas que lo dejan todo atrás por culpa de la guerra y que buscan un futuro mejor para ellos y sus familias. Su principal foco de atención serán las embarcaciones que en estos momentos salen de la costa. Su trabajo irá de la mano de otras organizaciones así como del centro de coordinación de Roma. La primera expedición volverá a tierra la próxima semana, a final de mes. La intención de los responsables de SMH es que las salidas se puedan repetir cada quince días.

Problemas burocráticos de última hora han retrasado la fecha de partida de la embarcación

El barco de rescate podrá zarpar gracias al proyecto a tres bandas de la organización zarauztarra, la andaluza Proem-Aid y la alemana Mission Lifeline. Al proyecto 'Maydayterraneo' le han puesto el apellido de Aita Mari Zubia, en homenaje «a quien perdió la vida salvando a lo demás». El Lifeline ha surcado los mares durante cincuenta años. Hasta ahora se llamaba Sea Watch pero, gracias a la solidaridad de la instituciones -el Gobierno Vasco aprobó una partida de 150.000 euros- y de la población, patrullará las costas cercanas a Siria para salvar vidas.

Fotos

Vídeos