El juicio por la presunta violación grupal de Sanfermines será a puerta cerrada en su totalidad

El juicio por la presunta violación grupal de Sanfermines será a puerta cerrada en su totalidad

Se pretende preservar la identidad de la víctima así como imágenes de ella y de los cinco acusados

PABLO OJERPamplona

El juicio que comenzará el próximo día 13 de noviembre por la presunta violación grupal de una joven madrileña durante los Sanfermines de 2016 se celebrará a puerta cerrada en su totalidad, según ha estimado la Audiencia de Navarra. Se pretende de esta manera proteger “el derecho fundamental a la intimidad” de la víctima así como protegerle a ella y a los acusados “de una indeseada e indeseable exposición pública aireando aspectos relativos a su intimidad corporal y vida sexual”.

Por ello, el tribunal prohíbe la publicación que cualquier dato relativo al acta del juicio, que se grabará y se entregará en formato DVD a las partes. Con esta prohibición se pretende salvaguardar la identidad de la denunciante, datos que puedan facilitar su identificación así como imágenes de ella o de los familiares. Respecto a los acusados, la Audiencia también prohíbe la obtención, divulgación o publicación de sus imágenes.

Según se desprende del auto judicial, la vista oral del juicio se desarrollará entre los días 13 y 24 de noviembre en la Sala Segunda de la Audiencia de Navarra. En este periodo, declararán tanto los acusados como la víctima, así como numerosos testigos tanto policiales como de los hoteles donde los presuntos autores preguntaron si tenían habitaciones libres.

Con esta decisión, la Audiencia de Navarra acepta la petición que había presentado la acusación particular de la joven víctima, la acusación popular ejercida por el Ayuntamiento de Pamplona así como por la defensa de dos de los cinco acusados.

La fiscalía, la acusación popular ejercida por el Gobierno de Navarra y la defensa de los otros tres acusados, habían solicitado que fuera a puerta cerrada la declaración de la víctima, así como la exhibición de los videos de los hechos que se encontraban en los teléfonos móviles de algunos de los acusados y dejaban a criterio del Tribunal la presencia de público y medios en el resto del juicio.

En este juicio hay acusados cinco jóvenes sevillanos para los que las partes solicitan entre 22 y 25 años de cárcel por un delito de violación y de robo a una joven madrileña que en el momento de los hechos, la primera noche de los Sanfermines de 2016, contaba con 18 años de edad.

Fotos

Vídeos