El juicio por el atraco a Hodei Egiluz queda visto para sentencia

Los padres de Hodei Egiluz han estado presentes en el juicio/a. lorente
Los padres de Hodei Egiluz han estado presentes en el juicio / a. lorente

Tres de los cuatro imputados no acuden a la vista oral en Amberes al estar en paradero desconocido

ADOLFO LORENTE

Visto para sentencia. Dentro de un mes, si los plazos estimados se cumplen, se conocerá el fallo del juicio por los atracos que sufrió Hodei Egiluz en Amberes la madrugada del 19 de octubre de 2013. Desde entonces, nada más se supo del joven de Galdakao hasta que su cuerpo fue encontrado el 19 de febrero de 2016 en el río Escalda que vertebra la ciudad flamenca.

La vista oral final estaba prevista para las 9.30 horas de la mañana, pero la rocambolesca sesión no comenzó hasta tres horas después por la falta de intérpretes en árabe. Todo, además, era en neerlandés, lo que hacía todo más complicado (los padres de Hodei, Koro y Pablo, tuvieron interpretación). Al final, la vista comenzó a las 12.35 h. y lo hizo sólo con uno de los acusados. Se trata de Youssef Mabtoul, que fue trasladado por la Policía desde la cárcel al estar ingresado en prisión por otros delitos.

Está acusado de robar el móvil a Hodei junto a Jaouad Moubssir, que se encuentra en paradero desconocido. Tampoco comparecieron a la vista Mohamed Yachou, acusado de robarle la cartera, y Carmen Trimbitas, la mujer que por 60 euros compró el teléfono robado a uno de los imputados (era el novio de su hija). Para los tres varones, todos de origen magrebí, el Ministerio Público pide 4 años de prisión. Para la mujer, de nacionalidad rumana, seis meses.

Los hechos están más que probados ya que varias cámaras así lo atestiguaron y los implicados incluso lo confesaron, según fuentes judiciales. La clave era unir estos hechos con la desaparición y posterior muerte del joven vizcaíno. Es la teoría por la que siempre han luchado los padres y que la Fiscalía, sin embargo, ha sido incapaz de demostrar con pruebas sólidas. Así lo certificaron a finales de 2015, meses antes de encontrar el cadáver. La esperanza era que el hallazgo del cuerpo podría permitir reabrir alguna línea de investigación, pero finalmente nada se ha movido desde entonces.

Después de la vista, el padre del joven vasco no ocultó su malestar por cómo han discurrido los acontecimientos. «Este no es nuestro juicio. Nuestro juicio es por la muerte de Hodei», ha lamentado Pablo Egiluz, quien acusó al Gobierno de ser «responsable subsidiario» de lo ocurrido por permitir que estos jóvenes salgan de la cárcel buscando que se reinserten «pero al final sólo vuelven a delinquir». Por su parte, la madre, se ha referido a las palabras que el acusado ha pronunciado en el juicio asegurando que «si roba es para comer, porque no tiene futuro». «Quien no tiene futuro es Hodei, mi hijo», ha zanjado ante los medios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos