Juana Rivas, citada a declarar mañana por la «sustracción» de sus dos hijos

Juana Rivas.
Juana Rivas.

Estuvo alrededor de un mes en paradero desconocido junto a sus hijos, de tres y once años, para evitar restituirlos al padre

EFEGranada

Juana Rivas, la vecina de Maracena que la semana pasada acató finalmente la orden judicial que la obligaba a entregar a sus dos hijos a su expareja, Francesco Arcuri, deberá comparecer mañana ante el juzgado de Granada que la investiga por presunta sustracción de menores y desobediencia a la justicia.

Esta citación como investigada ha sido fijada a las 11:00 horas por el Juzgado de Instrucción 2, encargado de la causa penal que se sigue contra esta madre, que estuvo alrededor de un mes en paradero desconocido junto a sus hijos, de tres y once años, para evitar restituirlos al padre, condenado en 2009 por lesionarla y al que volvió a denunciar por malos tratos en julio de 2016.

Rivas entregó el 25 de agosto a sus hijos ante la Guardia Civil horas antes del ultimátum fijado por la jueza de Instrucción 2, que también investiga a su entorno, a dos técnicas del Centro Municipal de la Mujer de Maracena y a sus padres y hermanos, como posibles inductores o cooperadores necesarios en la presunta sustracción de los menores, quienes ya están con su padre en Italia.

La mujer había quedado en libertad provisional días antes, el pasado 22 de agosto, tras comparecer como detenida ante el juzgado de guardia, el de Instrucción 9, y celebró en ese momento poder regresar a casa con sus hijos.

Su expareja le ha propuesto recientemente la custodia compartida de sus dos hijos en Italia, una vez que ella "resuelva sus problemas con la Justicia española", según informaron en un comunicado el pasado viernes los nuevos abogados de Francesco Arcuri.

Por su parte, el equipo jurídico de Juana Rivas advirtió el jueves pasado que desconocía dónde se encontraban los hijos y que el padre no había comparecido en el Juzgado ni en el Instituto de Medicina Legal para practicar una diligencia a uno de ellos.

Antes de ser detenida y de acatar finalmente la orden de entregar a sus hijos a Arcuri, Rivas agotó todas las vías judiciales nacionales, llegando incluso al Tribunal Constitucional, por lo que sus asesores ya anunciaron que acudirían al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Fotos

Vídeos