Una joven muere al chocar el coche que conducía su exnovio denunciado por maltratarla

El vehículo en el que circulaban las víctimas, ayer, estrellado en la gasolinera./Todo Benicàssim
El vehículo en el que circulaban las víctimas, ayer, estrellado en la gasolinera. / Todo Benicàssim

El sospechoso también falleció y la Guardia Civil investiga si la colisión en Benicàssim fue intencionada o el resultado de un forcejeo

J. A. MARRAHÍ y J. MARTÍNEZ

Tragedia en Benicàssim a las puertas de la Navidad. Y con la sombra de la violencia de género como posible desencadenante. Dos jóvenes, una chica de 20 años y su expareja de 28, perdieron ayer la vida al empotrarse el coche en el que viajaban contra una gasolinera.

Siempre según fuentes policiales, ella estaba bajo protección policial después de una denuncia por malos tratos y sobre él pesaba una orden de alejamiento. La Policía Nacional de Vila-real, municipio donde residían los dos fallecidos, se encarga de la investigación en su posible vertiente de violencia machista, mientras que la Guardia Civil de Tráfico centra sus pesquisas en esclarecer de qué modo se produjo el accidente. Y en este punto son dos las hipótesis que ayer manejaban los agentes: una colisión intencionada por parte del joven, que iba al volante, o bien una pérdida de control del vehículo derivada de un posible forcejeo o disputa.

Además, se suma un hecho muy relevante. La Policía Nacional intentaba ayer confirmar si el presunto maltratador se presentó poco antes de la colisión en la casa de la joven en Vila-real para obligarla a subir al coche por la fuerza, un hecho que al parecer presenciaron los familiares de la chica. Esto habría ocurrido presuntamente sobre las seis de la madrugada, cuando la chica salía a trabajar a un almacén de frutas.

La policía investiga si el joven obligó a su expareja a subir al coche poco antes de la colisión en la N-340

La policía investiga si el joven obligó a su expareja a subir al coche poco antes de la colisión en la N-340

Lo que sucedió a partir de ahí en el interior del vehículo entre ambos o la intención del conductor es algo que difícilmente ya se pueda ya aclarar. El fatal desenlace se gestó aproximadamente media hora después, en la N-340 a su paso por Vila-real, cuando ambos circulaban en el vehículo con un perro que también falleció a causa del impacto.

Ocurrió sobre las 6.30 horas. El choque se produjo en la primera gasolinera que hay a la salida de Benicàssim en dirección hacia Oropesa. Por razones que se están investigando, el vehículo perdió el control y se desvío de la carretera hasta impactar contra uno de los surtidores de la gasolinera.

La brutal colisión hizo que el automóvil comenzara a arder. Según fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, los empleados de la estación de servicio actuaron con rapidez y cortaron el suministro de combustible a los surtidores para evitar una desgracia aún mayor. Al mismo tiempo, controlaron con extintores el incendio.

A la llegada de los bomberos, terminaron de atajar el fuego que envolvía el coche. La joven de 20 años ya había abandonado el coche y, aparentemente, estaba sin vida. Los efectivos rescataron al joven, que estaba completamente atenazado por el amasijo de hierros en que quedó convertido el vehículo.

Un trabajador, herido

Un equipo del Servicio de Ayuda Médica Urgente (SAMU) comprobó que la joven había fallecido y practicó maniobras de reanimación al chico, pero sin éxito. También asistieron a un repartidor de gasolina de 38 años que sufrió lesiones menores al ser alcanzado por cristales, además de una crisis de ansiedad.

La joven fallecida, de nombre Andrea y residente en Vila-real, acababa de celebrar su vigésimo cumpleaños horas antes de la tragedia. Al parecer, la relación con su expareja se remontaba a 2015 y fue a mediados de este mes cuando se produjo ese supuesto caso de malos tratos que hizo que se generara una alerta policial. Así, el joven ingresó en el sistema de vigilancia por parte de las autoridades, con una valoración de riesgo medio. Según una conocida de la víctima, pese a la agresión «ella estaba ahora feliz» y fue la joven la que decidió poner punto final a la relación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos