Investigan si un 'kamikaze' provocó el doble accidente mortal de Navarra

Uno de los vehículos implicados en el accidente mortal de ayer./A.D.C.
Uno de los vehículos implicados en el accidente mortal de ayer. / A.D.C.

El suceso se produjo en la localidad de Oieregi, donde fallecieron el presunto causante del siniestro y el ocupante de otro coche

A.D.C/I.B.OIEREGI.

Dos personas perdieron ayer la vida en una brutal colisión registrada en la carretera N-121-A, en la localidad navarra de Oieregi. Los fallecidos son un vecino de Berriozar, de 32 años, y otro de Larrainzar, de 38. La Guardia Civil investiga si el Opel Astra negro que conducía una de las víctimas pudo estar involucrado poco antes en otro suceso ocurrido en Bera, esta vez por una colisión «con raspado». Este primer choque pudo ocurrir antes de que R. A.A., de 32 años, vecino de Pamplona y natural de Larrainzar, rebasara la línea continua de la N-121 en sentido a la capital navarra e impactara frontalmente contra el Megane azul oscuro de C.M.P.A., de 38 años, quien iba acompañado por una mujer, en sentido Irun.

Los conductores fallecieron en el acto y la mujer que iba de copiloto resultó herida. Un helicóptero medicalizado del Gobierno de Navarra la trasladó al Complejo Hospitalario de Navarra.

El suceso ocurrió a las 10.04 horas, en el punto kilométrico 43 de la N-121-A, entre la gasolinera de Legasa y el túnel de Oieregi. A esa hora de la mañana la visibilidad era buena. Además, en este tramo la carretera se abre en tres carriles: dos sentido Irun y uno a Pamplona.

Un transportista comunicó por teléfono a la Policía la conducción temeraria

Dos camioneros testigos de los hechos describieron que R.A.A, de 32 años, conductor del Astra, conducía en sentido contrario de manera 'kamikaze'. Uno de los camioneros fue rebasado un par de kilómetros antes del accidente y pudo llamar al 112 alertando de la situación. El aviso, sin embargo, no llegó a tiempo a las patrullas.

El impacto provocó que uno de los motores de los dos vehículos saltara por los aires y quedara en el arcén de la vía. Los dos vehículos quedaron separados por una distancia considerable. El Opel Astra quedó junto al arcén, lugar donde se produjo el impactó, según apuntó la Guardia Civil. El Renault Megane quedó volcado. Un camionero que circulaba justo por detrás y que se iba a parar en la gasolinera chocó también por detrás contra este coche. El transportista, que se dirigía a París con material industrial de Zaragoza, descendió de la cabina y cortó con un cuchillo el cinturón de seguridad de la mujer herida. Finalmente, la ocupante del coche fue rescatada por los bomberos.

La carretera quedó cortada en ambos sentidos durante varias horas, desviándose la circulación por Oronoz. Hasta el lugar acudieron efectivos del parque comarcal de bomberos del propio Oronoz con apoyo de unidades del parque de Trinitarios, que se ocuparon de la extracción de los cuerpos, y una ambulancia medicalizada. La Guardia Civil investiga el suceso y la Policía Foral colaboró en la regulación del tráfico, dando apoyo a los servicios asistenciales. También se investiga la implicación de uno de los turismos del accidente en el raspado a otro coche en Bera, tras lo cual el conductor se dio a la fuga, según denunció el propietario del automóvil dañado.

En Erandio, por otro lado, una persona falleció mientras conducía en la carretera BI-637, en dirección Rontegi, lo que provocó pequeñas retenciones al tráfico, según informó el Departamento vasco de Seguridad. El suceso se produjo a las 15.46 horas cuando al parecer el conductor de un vehículo sufrió un desfallecimiento y falleció por causas naturales. El vehículo quedó estacionado en el arcén.

Los fallecidos son un vecino de Berriozar, de 32 años, y otro Larrainzar, de 38

Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Ertzaintza y efectivos sanitarios, que solo pudieron certificar su muerte. Un carril tuvo que ser cortado, lo que generó pequeñas retenciones, aunque la vía quedó completamente abierta a las 18.20 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos