La historia del bebé más prematuro del mundo: nació a las 21 semanas y sobrevivió

La historia del bebé más prematuro del mundo: nació a las 21 semanas y sobrevivió

La revista científica Pediatrics ha publicado esta historia para dar a conocer el caso la 'niña milagro', que vino al mundo con tan sólo 424 gramos de peso

Courtney Stesrud tiene 35 años y hace tres que dio a luz a un «bebé milagro», tal y como califica ella misma a su hija. Y es que la pequeña nació a las 21 semanas de gestación, convirtiéndose en el bebé más prematuro del mundo y consiguiendo sobrevivir, a pesar de las pocas esperanzas que los médicos daban a la familia.

La revista científica Pediatrics ha publicado esta historia para dar a conocer el caso del bebé más prematuro del mundo, que nació con tan sólo 424 gramos y por cuya vida nadie apostaba durante sus primeros días de existencia. De hecho, tal y como explica la citada revista, la mayoría de los médicos recomiendan no reanimar a los niños nacidos antes de las 22 semanas de gestación.

Courtney, quien asegura que desde el primer momento confió en que su hija sobreviviría, ha explicado en declaraciones a la CNN que durante su estancia en el centro hospitalario buscó información sobre bebés prematuros y descubrió que todos los casos eran de niños nacidos después de las 22 semanas. Según afirma, no encontró ninguno que hubiera nacido en la semana 21.

«Aunque estaba escuchando al médico, simplemente sentí algo dentro de mí que decía: 'Solo ten esperanza y ten fe'. No me importó que tuviera 21 semanas», afirma Stesrud, que tres años después sigue criando a su «pequeño milagro» como una niña sana.

Fotos

Vídeos