Los guipuzcoanos, cada vez más satisfechos con su vida

Los guipuzcoanos, cada vez más satisfechos con su vida

Según una encuesta del Eustat, los vascos le dan un 7,6 a su grado de satisfacción vital, 5 décimas más que en 2014. Por territorios, los guipuzcoanos destacan como los más satisfechos, con una puntuación de 7,7 sobre 10

AGENCIAS

La población vasca puntúa con un 7,6 su satisfacción con la vida en general en 2017 en una escala de 0 a 10, es decir 5 décimas más que en 2014, según una encuesta del Instituto Vasco de Estadística-Eustat.

Este informe analiza a través de una serie de preguntas la percepción del bienestar de la población al medir aspectos como el valor de la vida, las relaciones personales, la satisfacción con la vida, la vivienda y el entorno, con la economía doméstica, con el tiempo de ocio, la confianza en las personas, en los poderes públicos y el estado de ánimo.

La mejor puntuación (8,4) se da entre las personas que declaran pertenecer a una clase social alta o media-alta y la más baja (5,4) entre las que las que consideran que tienen mala salud y con el aumento de la edad.

Las valoraciones también aumentan con el nivel de instrucción. En cuanto al tipo de familia, las mejores puntuaciones se dan en las parejas, tanto con hijos como sin hijos (7,8 y 7,6 respectivamente).

No se aprecian diferencias significativas entre mujeres y hombres, mientras que por territorios, los mejores resultados los obtienen los residentes en Gipuzkoa (7,7), frente a los de Álava y Bizkaia (7,5 en ambos casos).

Respecto al lugar de nacimiento, los valores más bajos se dan entre los naturales de Bizkaia o de otras comunidades autónomas (7,5) y también entre los parados (7,1).

En el primer apartado de la encuesta, el de valoración de la vida propia, es decir, la consideración de que la vida de cada cual merece la pena, se puntúa de promedio con un 8, 4 décimas más que en 2014, y es calificada de «alta» por el 68,3% de la población, frente al 3,1% que la considera «baja».

Se aprecia una nota ligeramente mejor entre las mujeres (8) que entre los hombres (7,9).

El segundo apartado, el de las relaciones personales, aumenta a medida que lo hace el nivel de instrucción o sube la clase social. En cuanto al lugar de nacimiento, la valoración más baja se da en el colectivo de personas nacidas en el extranjero (7,5).

En la pregunta sobre la satisfacción con la vivienda y el entorno (7,4 de media), los mejores resultados se obtienen entre las personas que declaran pertenecer a una clase social alta o media-alta (7,9), seguidas por las que tienen una buena salud (7,6). Los hombres (7,5) están más satisfechos que las mujeres (7,3).

El indicador de estado de ánimo, cuya media alcanza un 6,3 (dos décimas menos que en 2014), obtiene el valor más bajo entre las personas con salud mala (5,1).

La mejor puntuación (8,4) se da entre las personas que declaran pertenecer a una clase social alta o media-alta y la más baja (5,4) entre las que las que consideran que tienen mala salud

En el tiempo de ocio la nota media es un 6,7, pero se observa que los mayores de 65 años son los que dan la mayor puntuación (7,9). También califica con buena nota (7,6) el colectivo de las personas inactivas.

En cuanto a la economía doméstica (6,8 de media) aumenta a medida que lo hace la clase social. También se constata que están más satisfechos los guipuzcoanos (6,9), que los alaveses y vizcaínos (6,7en ambos casos).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos