El Gobierno Vasco «sigue alerta» ante sucesos como el crimen de Ibon Urrengoetxea en Bilbao

El Gobierno Vasco «sigue alerta» ante sucesos como el crimen de Ibon Urrengoetxea en Bilbao

Trabaja en el diseño de planes de seguridad en los municipios para «garantizar que este tipo de sucesos no vuelvan a repetirse»

J.ARRIETA / J.M. REVIRIEGO

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha explicado este martes que el Departamento de Seguridad "sigue alerta" ante sucesos como el crimen de Ibon Urrengoetxea,fallecido en la madrugada del sábado en la céntrica calle Navarra en Bilbao presuntamente a manos de dos jóvenes que pretendían robarle. Erkoreka ha indicado que están trabajando con las autoridades municipales para realizar un "análisis compartido pueda permitir el diseño de planes de seguridad que garanticen que este tipo de sucesos no vuelvan a repetirse".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha sido preguntado por si considera que existe una mayor inseguridad en las calles de las ciudades vascas, después de que se hayan registrado sucesos como el asesinato de Ibon Urrengoetxea, atacado por dos jóvenes en el centro de la capital vizcaína. Según ha explicado, a través del Departamento de Seguridad, el Ejecutivo se encuentra investigando los hechos que se han producido y ha reconocido que no existen "novedades" sobre los últimos sucesos registrados en Bilbao.

De cara al futuro, Erkoreka ha explicado que el Departamento de Seguridad "sigue alerta" y "dispuesto a mantener contacto con las autoridades municipales de los municipios más afectados por los últimos sucesos para que el análisis compartido pueda permitir el diseño de planes de seguridad que garanticen que este tipo de sucesos no vuelvan a repetirse". "No obstante, todavía estamos en una fase preliminar consecuencia inmediata del 'shock' social que han producido estos hechos", ha insistido.

Aburto: «La tragedia es muy importante, pero no podemos generalizar»

Por su parte el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha expresado en público sus «condolencias» a los familiares y allegados del vecino de Amorebieta. En sus primeras declaraciones sobre «un trágico y execrable suceso», el regidor ha insistido en la necesidad de estrechar la colaboración con la Ertzaintza para detener lo antes posible a los autores del homicidio.

Aburto, en «permanente contacto con el alcalde de Amorebieta desde primera hora del sábado», ha expresado su confianza en que la investigación abierta por la Ertzaintza «dé sus frutos» con celeridad. El regidor bilbaíno ha reconocido su «preocupación» por la seguridad en la antesala de los grandes acontecimientos que se avecinan en Bilbao durante 2018 –los Premios MTV, las finales de rugby, los ‘Oscars de la gastronomía’ y tres importantes congresos–. «Vamos a afrontar los eventos con plenas garantías de seguridad», ha subrayado.

Los vecinos de Abando tras el homicidio en la calle Navarra: «El problema hasta ahora aquí era el ruido»

El asesinato de Ibon Urrengoetxea ha sumido en el estupor a numerosos vecinos del centro de Bilbao. «Mucha gente ni siquiera recuerda cuándo se produjo aquí un crimen», explicaba el domingo, un día después de la tragedia, uno de los residentes del entorno de la calle Navarra que, junto con El Arenal, conforma una de las áreas más transitadas de la capital vizcaína.

Ahí, junto al lugar del puente donde ‘Urren’ fue salvajemente golpeado por dos asaltantes que querían apoderarse de su cartera, las interpretaciones divergían. Algunos vecinos consideraban que el robo y el homicidio es la consecuencia extrema de un deterioro que se ha dado en este lugar en los últimos tiempos.

Otros, la mayoría de quienes accedieron a hablar con este periódico, creen, sin embargo, que se trató de «una fatalidad que podía haber sucedido en cualquier barrio de Bilbao. Tuvo la mala suerte de toparse con estos malnacidos que pueden haber salido de cualquier parte. Parece que se escaparon en metro o en tren, vete a saber de dónde habían venido». Así lo afirma Jorge, un vecino de la calle Villarías. «Esta zona es muy tranquila -asegura-. Los principales problemas hasta ahora aquí son de ruidos, a causa de la gente que se reúne en el muelle, fuera de los bares. Pero no creo que haya más robos que antes, o que la cosa esté empeorando».

Incluso, algunos testimonios vecinales afirmaban que la situación en el centro ha ido a mejor «desde que cerraron los tres ‘afters’ que había antes aquí. Entonces había peleas y jaleos, pero ahora ya no», explica una residente que no quiere identificarse. «Yo también pienso que la zona es segura, sobre todo porque hay bastante presencia policial», añade una vecina. «Aquí al lado ocurrió en 2006 una muerte que llevó a Azkuna a lanzar la famosa ‘guerra al navajero’», recuerda. El único «punto donde sí me parece que puede haber problemas es en la plaza que hay detrás de la estación de Abando, encima de Olabarri. Allí se suelen reunir pandillas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos