El Gobierno Vasco presenta un documento que permitirá ganar competencias en la gestión de la llegada de refugiados

La viceconsejera de políticas Sociales, Lide Amilibia, ha manifestado que hay “un amplio margen de mejora”

ESTRELLA VALLEJO

La descompensación entre el número de refugiados que la Unión Europea se comprometió a acoger y los que dos años después han conseguido llegar a Europa, se refleja por igual en el Estado, que abrió los brazos a 17.337 personas que huían de sus país pero solo 1.304 han encontrado asilo en España. A pesar de la urgencia humanitaria, "la reacción está siendo decepcionante", ha criticado la viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia, durante la presentación de un documento marco elaborado por el Gobierno Vasco para orientar de forma compartida la respuesta a la crisis humanitaria que se está viviendo en el Mediterráneo.

A la presentación han asistido además el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, el director de Política Familiar y Diversidad, Ernesto Sainz, y Monika Hernando, directora de Víctimas y Derechos Humanos.

Amilibia ha apuntado que en el caso de Euskadi durante este periodo se han creado 307 plazas por las que han pasado 450 personas solicitantes de protección internacional. Sin embargo, ha dicho, solo medio centenar procedía de reubicaciones y reasentamientos procedentes de la crisis del Mediterráneo. Y el resto de plazas en el País Vasco han sido ocupadas por personas de distintos lugares del mundo que han llegado a territorio del Estado por sus propios medios y han solicitado protección internacional. “Hasta que las personas que buscan protección internacional se encuentran en territorio del Estado y son trasladadas a una u otra comunidad autónoma. Las decisiones y la gestión esta en manos de la UE y del gobierno español. Las instituciones y entidades vascas empezamos a tener algún margen de intervención una vez que esas personas acogidas están en nuestro territorio”, ha explicado.

Es por ello que el documento que han presentado está mañana y que ya ha sido expuesto a las tres diputaciones forales, ayuntamientos de las capitales vascas, entidades y EUDEL, pretende “definir un trabajo coordinado y compartido”, restableciendo parte de las competencias y ganando espacio a la hora de gestionar los recursos, “porque el margen de mejora es amplio”.

En la misma línea, Fernández, quien ha subrayado que la mejora en la acogida debe llegar desde un punto de vista “cuantitativo y cualitativo”, ha indicado que el documento permanecerá abierto a modificaciones y propuestas de mejora hasta el mes de septiembre.

Noticias relacionadas

Fotos

Vídeos