El Gobierno Vasco ve necesaria una reflexión sobre las necesidades de los menores tutelados

EUROPA PRESS

La consejera vasca de Empleo y Asuntos Sociales, Beatriz Artolazabal, ha defendido que los servicios sociales vascos "funcionan", aunque ha considerado que se puede hacer una reflexión "seria", no sólo desde las instituciones, sino desde la sociedad en general, sobre "las necesidades y las situaciones personales" de los menores que se encuentran en situación de desprotección y tutelados por las instituciones, ya que "no son las mismas que hace diez años", para poder ver si se les puede proteger "más adecuadamente" en el futuro.

En declaraciones a los medios de comunicación en San Sebastián, Artolazabal, preguntada por los periodistas sobre las declaraciones del portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, que este pasado martes apelaba a una "mejor coordinación" interinstitucional en lo que se refiere a servicios sociales para evitar situaciones como la de dos menores tutelados por la Diputación de Bizkaia detenidos por su presunta implicación en el soble crimen de Otxarkoaga, ha mostrado su "solidaridad a las víctimas de estos asesinatos, sus familias y vecinos".

"Son situaciones muy dolorosas que generan una alarma social importante y que coincide que en un breve periodo de tiempo se han sucedido varios actos de una gravedad alta", ha apuntado.

En todo caso, ha indicado que el Gobierno Vasco está trabajando en el ámbito de las políticas sociales "coordinadamente" con el resto de instituciones y ha apuntado que "éste no es un problema que atañe solo a los servicios sociales para su solución".

A su juicio, se trata de "un problema que se está generando no solo en la sociedad vasca, sino en la sociedad globalizada" y al que hay que dar "una respuesta global", que "tenga en cuenta las necesidades de esos niños, de esos adolescentes, las causas, que se tiene que trabajar no solo con los menores, sino con sus familias también, algo que ya se viene haciendo", así como "con los agentes" que trabajan en la sociedad en esta materia desde el ámbito jurídico, de la educación, de los servicios sociales y de la policía.

"Éste es un problema que hay que afrontar entre todos, no solo desde las instituciones, sino también desde la sociedad en general", ha incidido.

Además, ha reconocido que no está "garantizada la seguridad absoluta" de que hechos como éstos no se vuelvan a producir, por lo que que "intentar evitar que existan con medidas preventivas" y cada uno "ir trabajando desde nuestra responsabilidad en beneficio de estos niños y estos menores y en conjunto de la sociedad en general".

Artolazabal ha subrayado que "los servicios sociales funcionan, pueden mejorar, pero los profesionales que atienden a estas personas están altamente cualificados" y ha puesto en valor su trabajo. En este contexto, ha opinado que "tenemos que tener conciencia todos los ciudadanos de qué es lo que está pasando con nuestros jóvenes e ir adoptando medidas preventivas para que estos hechos no vuelvan a producirse y si se vuelven a producir, lamentablemente, que actúe la Justicia".

"El entramado institucional vasco nos establece las competencias de cada institución y lo que hay que ver es, si en este caso, hay alguna cuestión en la que tenemos que mejorar y adoptar las medidas correctoras pertinentes para que se subsane, en el caso de que las hubiera habido", ha explicado.

En todo caso, ha apuntado que las "reflexiones que se tengan que hacer se tienen que hacer pausadamente y no en caliente, porque así seguro que vamos a errar". "Hay que hacer una reflexión muy seria en la sociedad sobre qué les está pasando a nuestros jóvenes, que tienen acceso de una forma muy rápida a información que a veces incluso no pueden digerir y ver qué es lo que tenemos que ofrecer", ha incidido, para añadir que esta es "una situación compleja que hay que tratar con respeto y prudencia".

«Seguir mejorando»

También ha reiterado que los servicios sociales en Euskadi son "pioneros" y "referente a nivel estatal y europeo", lo que "no implica que no se pueda seguir mejorando".

Preguntada por los periodistas sobre el hecho de que los menores detenidos por su presunta implicación en el crimen de Otxarkoaga estuvieran tutelados por la Diputación de Bizkaia, la consejera ha explicado que "estos menores están tutelados en centros abiertos en los que entran y salen de forma normalizada porque sus familias en principio no tienen la capacidad de protegerles de la manera más adecuada".

A ello ha añadido que su tutela por parte de las instituciones se realiza vía judicial, y así mediante un acta judicial ingresan en centros de la institución foral "de régimen abierto en los que mediante modelos educativos se intenta reconducir" las conductas de estos jóvenes "en muchos casos" con problemas conductuales, de consumo de drogas y enfermedades mentales.

"Cuando se producen fugas, son comunicadas a los servicios de seguridad y ámbitos judiciales para poner en conocimiento que se han fugado, pero son centros abiertos salvo que haya condena de un juez y se haga un internamiento cerrado como en el centro de Zumarraga", ha señalado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos