El Gobierno Vasco diseña un plan para mejorar la alimentación que incidirá en los comedores escolares

Imagen de archico de niños en el comedor de un colegio./
Imagen de archico de niños en el comedor de un colegio.

Pretende obtener los primeros resultados positivos en 1.000 días

MARÍA JOSÉ CARRERO

Aumentar en un 20% el número de jóvenes y niños y niñas que consumen fruta y verdura diariamente y reducir el consumo de sal y azúcar en el mismo porcentaje. Estos son los grandes objetivos del Plan de Alimentación Saludable que ha presentado este lunes el Gobierno Vasco y que aspira a obtener los primeros resultados positivos en 1.000 días.

En pleno debate sobre los menús que se sirven en los comedores escolares, el consejero de Salud, Jon Darpón, ha presentado el programa para frenar la obesidad que anunció a primeros de año como uno de los objetivos de la legislatura. Acompañado de los viceconsejeros de Política Alimentaria y de Educación, Bittor Oroz y Olatz Garamendi, respecivamente. También estuvieron los cocineros Eneko Atxa y Daniel Lasa, director de I+D del Mugaritz de Andoni Luis Aduriz. Darpón ha explicado que en el diseño del plan gubernamental han participado más de 50 profesionales de empresas y entidades de múltiples sectores que influyen de forma activa en las conductas de alimentación de las personas.

«La alimentación es un importante determinante del estado de salud y del bienestar de las personas. Está aceptado que para un 30% de los casos de cáncer, diabetes, hipertensión, enfermedad isquémica del corazón y, por supuesto, obesidad, determinadas conductas alimentarias pueden suponer un factor de protección o un factor de riesgo. Actualmente, el 95% de las enfermedades crónicas en Euskadi están relacionadas con los hábitos alimentarios, ciertas deficiencias nutricionales o la falta de ejercicio», ha dicho el consejero. A partir de este planteamiento, el plan se marca como meta conseguir v resultados positivos en 1.000 días.

Los grandes objetivos, desde una posición realista:

  • 1

Aumentar en un 20% el índice de jóvenes, niñas y niños que consumen fruta y verdura de forma diaria. Es decir, conseguir que el 60% de las personas jóvenes consuma fruta y que el 22% consuma verdura todos los días

  • 2

Reducir el consumo de sal de 9,6 gramos al día por persona, que es la media actual, a 7,5

  • 3

Rebajar la ingesta de azúcares libres de 100 a 80 gramos diarios.

Para lograrlo, se buscarán adhesiones al plan en sectores como la hostelería, restauración, industria alimentaria, distribución, instituciones, organismos, a fin de conseguir potenciar mejoras en la reducción de sal, azúcar y grasas añadidas en distintos productos o para incentivar el consumo de frutas y verduras, entre otros. Para ello, se ha elaborado un procedimiento de adhesión al que se puede acceder a través de la página web del Departamento de Salud.

Comedores escolares y de empresa

Una piedra angular del plan son los comedores escolares. «Hoy en día alrededor del 50% de los niños y jóvenes comen a diario en los comedores escolares. Por ello, se considera que influir en el consumo que tiene lugar en estos entornos puede contribuir de forma notable a mejorar los hábitos alimentarios de la población infanto-juvenil», ha dicho Darpón.

Para ello, se impulsará el proyecto 'Puesta al día 360º de comedores escolares', que consiste en fundamentalmente en conseguir que la elaboración y presentación de los platos de verduras y frutas más atractivos. Así, se exigirán menús saludables en los pliegos de contratación de las cocinas centrales que sirven a las escuelas y se hará seguimiento para que se cumpla.

En el entorno laboral, también se va a actuar ya que son muchas las personas que comen cada día en el centro de trabajo, ya sea porque disponen de servicio de comedor o catering o porque llevan su propia comida de casa. Por ello, se va a impulsar un programa de orientación a las empresas para acordar medidas centradas en mejorar no solo lo que se come, sino también cuándo .

También se pretende trabajar junto al sector de la hostelería, para lo que se va a elaborar una guía multimedia que oriente a los establecimientos para disponer de este tipo de oferta saludable en este sector. En cuanto a las máquinas expendedoras de productos, el objetivo es que al menos el 50% de los productos ofertados cumplan con los requisitos de NAOS (Estrategia para la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad). Por último, se va a formar a profesionales de la salud para homogeneizar las pautas generales que ofrecen para una alimentación saludable e incorporar la alimentación como factor de mejora de la salud y prevención de patologías.

Una 'app' lúdico pedagógica

Para poner en marcha todas estas iniciativas se constituye una comisión integrada por representantes de los distintos departamentos e instituciones participantes, así como un foro consultivo y de participación, «como cauce de diálogo permanente de los sectores interesados en trabajar en pro de la alimentación saludable en Euskadi». Tanto la comisión como el foro contarán con el apoyo de una unidad de gestión, que coordinará la puesta en marcha, dinamización, desarrollo, evaluación y seguimiento del programa.

Para motivar el conocimiento y la práctica de hábitos de vida saludables entre las y los jóvenes es la creación de una 'app' lúdico pedagógica y una cuenta de Twitter «que comience a agitar la red y ejerza una labor pedagógica y de impulso mediático de la alimentación saludable».

Fotos

Vídeos