El Gobierno Vasco considera que la protección a las discapacitadas no solo compete a las instituciones

El Gobierno Vasco considera que la protección a las discapacitadas no solo compete a las instituciones

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha recalcado que la protección a las discapacitadas empieza «en cada uno de nuestros hogares»

EFE

La consejera de Empleo y Políticas Sociales Beatriz Artolazabal ha considerado este viernes que "la labor y el compromiso" de protección de las mujeres con discapacidad "comienzan" en "cada hogar y familia", y no deben ser "responsabilidad exclusiva" de instituciones y entidades sociales.

Artolazabal ha hecho esta reflexión durante su intervención en la jornada "Mujer y Discapacidad: Igualdad de Derechos y Oportunidades", celebrada en el centro cultural de Itxaurrondo de San Sebastián, organizada por la coordinadora vasca de representantes de personas con discapacidad Edeka.

La consejera, que ha participado en la jornada junto a la viceconsejera Lide Amilibia y responsables de la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento donostiarra, ha señalado que la protección a las discapacitadas empieza "en cada uno de nuestros hogares y entornos próximos de familia, amigos y vecinos", y que su "apoyo y cuidado" no sólo compete a las administraciones públicas y organizaciones sociales.

"Es tarea de cada uno", ha recalcado Artolazabal, quien ha asegurado que, si esa conciencia social se desarrolla adecuadamente, la sociedad de Euskadi habrá dado "un gran paso contra las diversas formas de explotación, violencia y abuso" vinculados a la discapacidad y el género.

Ha dicho que, "especialmente las mujeres", deben "disfrutar de una igualdad de derechos y oportunidades", tanto las que tienen deficiencias físicas, como mentales, intelectuales o sensoriales, pues "pueden ver impedida su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones, cuando se les presentan diversas barreras".

"Esas barreras -ha agregado- les dificultan no solo a ellas sino también a su entorno próximo de familia, amigos y quienes les asisten y atienden, en una u otra manera".

Artolazabal ha indicado que la adopción de medidas para asegurarlo "puede cumplirse perfectamente en una sociedad avanzada" como la de Euskadi, donde, ha reconocido que, "existe una conciencia real".

En este sentido, ha abogado por "divulgar" esta realidad para actuar "con efectividad, inmediatez y naturalidad en cada hipotético caso de abuso en el hogar, en el barrio o en cualquier escenario social", "a la vez que asegurar" su acceso a los programas de protección social.

La discapacidad femenina "muchas veces" conlleva "soledad, marginación e incluso pobreza", ha admitido la consejera, quien ha insistido en que "el apoyo social ha de garantizar la asistencia".

Artolazabal ha asegurado que, aunque las instituciones vascas hacen "mucho", deben "seguir mejorando en ese empeño" porque "sólo así garantizaremos que los discapacitados en general, y las mujeres en particular, puedan "vivir en sus casas" de forma independiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos