El Gobierno Vasco confirma que aumentará a tres anualidades las ayudas por el segundo hijo

El Gobierno Vasco confirma que aumentará a tres anualidades las ayudas por el segundo hijo

Las principales instituciones vascas sellan el Pacto por la Infancia y las Familias

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZSan Sebastián

Imagen política y simbólica la que se ha tomado este jueves en la sede de Lehendakaritza. Las principales instituciones vascas han sellado el Pacto por la Infancia y las Familias, un documento que recoge un decálogo de compromisos para reforzar las políticas públicas en favor de la natalidad y en apoyo a las familias. Entre ellos, el más tangible es la decisión de incrementar a tres años las ayudas por el segundo hijo. En la actualidad, las ayudas por hijo en Euskadi están establecidas en 400, 500 ó 900 euros al año en función de la renta familiar estandarizada, un concepto que tiene en cuenta los ingresos y el tamaño de la familia. En el caso del primer hijo, se abona un único pago anual, mientras que la cuantía se extiende un año más para el segundo hijo (ahora será otro más, hasta tres), y hasta el sexto año a partir del tercer hijo.

Las ayudas por hijo en Euskadi

HijoRenta familiarCuantía ayudaDuración de la ayuda
PrimeroMenos de 20.000€900Al nacer
PrimeroEntre 20.000 y 30.000€500Al nacer
PrimeroMás de 30.000€400Al nacer
SegundoMenos de 20.000€900Tres años
SegundoEntre 20.000 y 30.000€500Tres años
SegundoMás de 30.000€400Tres años
Tercero y sucesivosMenos de 20.000€900Seis años
Tercero y sucesivosEntre 20.000 y 30.000€500Seis años
Tercero y sucesivosMás de 30.000€400Seis años

El acto lo ha presidido el lehendakari, Iñigo Urkullu, que ha rubricado el documento, después de que lo hubieran hecho los diputados generales Markel Olano (Gipuzkoa), Unai Rementeria (Bizkaia) y Ramiro Gónzalez (Álava). También ha sido rubricado por Imanol Landa, presidente de la asociacion de municipios vascos, Eudel.

Urkullu ha insistido en que “aumentar la natalidad e incrementar las ayudas a familias con hijos e hijas constituye un objetivo de país. El Pacto por las Familias y la Infancia que suscribimos nos acerca a Europa y tiene por objeto adaptar nuestras políticas sociales al paradigma de inversión social, promovido por las instituciones europeas. La característica de este nuevo paradigma es la transición de unas políticas orientadas a la reparación a otras orientadas a la preparación”.

Inversión adicional

“Euskadi, como parte de la sociedad europea, tiene el reto de desarrollar políticas de carácter social, cultural y económico que afronten el progresivo envejecimiento de la población y la necesidad de fomentar la natalidad. El Pacto que hoy firmamos se concretará en el Plan de actuación para esta legislatura en el ámbito de apoyo a las familias y a la infancia que se aprobará dentro del primer trimestre del año y que entre otras medidas recogerá un aumento de 2 a 3 anualidades en las ayudas por la segunda hija o hijo, lo que supondrá una inversión adicional de hasta 5 millones de euros al año”, ha recalcado Urkullu, junto con la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal.

El lehendakari, con los tres diputados generales y el presidente de Eudel.
El lehendakari, con los tres diputados generales y el presidente de Eudel. / Irekia

El Pacto aspira a sentar las bases de una nueva política para apoyar a las familias, que corrige las carencias actuales y que avance hacia un modelo más universal y más amplio de ayudas económicas a las familias que tengan hijos, tal y como adelantó este periódico.

La idea es reformular el modelo para hacerlo más universal, es decir, que se garanticen unos ingresos mínimos a todas las familias con hijos

El sistema actual de ayudas económicas a las familjas se asienta sobre tres pilares: las deducciones por hijo a través del IRPF (diputaciones); el sistema de prestaciones económicas por nacimiento de hijo y por conciliación (Gobierno Vasco) y el sistema de Renta de Garantía de Ingresos (Gobierno Vasco) para las familias con pocos o nulos recursos.

La política familiar está recogida en la Ley de 2008 de apoyo a las familias, y el consiguiente plan, que no han tenido el suficiente desarrollo, pese a los esfuerzos hechos en plena crisis económica.

La idea es reformular el modelo para hacerlo más universal, es decir, que se garanticen unos ingresos mínimos a todas las familias con hijos, lo que no quita para reforzar los apoyos a aquellos hogares con mayores dificultades. Ser más eficaces contra la pobreza infantil es uno de los objetivos específicos del plan. El lehendakari ha destacado “las dificultades para romper la transmisión intergeneracional de las desigualdades como consecuencia de las carencias económicas de las familias con hijos e hijas, esto es, el cuestionamiento del principio de igualdad de oportunidades”.

Los compromisos no se ciñen exclusivamente al aspecto económico. El análisis plantea objetivos estratégicos como la necesidad de abordar una crianza corresponsable, que no recaiga en la mujer; reclama más recursos educativos y sociales, y apela también a las empresas para que faciliten un entorno laboral en el que se pueda conciliar trabajo y familia.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos