«Con la estación de buses está en juego el concepto de la ley»

Hay un proyecto que se ha convertido en el paradigma de las reivindicaciones del colectivo de personas con discapacidad física en Gipuzkoa. El diseño de la nueva estación de autobuses de Donostia carecía en su inicio de dársenas accesibles y luego se intentó remediar el fallo desde el Ayuntamiento al adaptar 9 de las 21 plataformas, una solución que no ha satisfecho a la federación Elkartu. El asunto ha sido recurrido ante los tribunales. «No somos partidarios de la vía judicial, porque podríamos empezar a denunciar todos los incumplimientos y no lo hacemos. Pero en este caso se adoptó una solución unilateral y no ha habido respuesta administrativa a nuestras propuestas», explica Mikel Malkorra. Dice que «lo que está juego es el concepto de accesibilidad universal». Fuera de la vía judicial, Elkartu también mantiene una petición para que se instale una pasarela adaptada en el acceso al Peine de Viento, cuya propuesta de diseño por parte del Ayuntamiento no ha sido aceptada por el Archivo Peña Ganchegui, herederos del arquitecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos