El esperpéntico atraco a una perfumería de Sevilla

El hombre, armado con una pistola de fogueo, fue detenido gracias a la feroz resistencia de algunos clientes

EL DIARIO VASCO

La impredecible reacción que el pánico y el instinto de supervivencia suscitan en el ser humano pueden acabar convirtiendo en cómica una situación extrema. Así ocurrió en Sevilla, donde la irrupción de un atracador armado a punta de pistola en una perfumería ha desatado una serie de comportamientos entre los presentes que, vistos en conjunto, podrían pasar por la interpretación de una delirante o esperpéntica escena de ficción.

Desde la cajera parapetada tras un paquete de papel higiénico hasta la clienta que se lía a bolsazos con el atracador, que acaba reducido en medio de una lluvia de tubos de dentífrico, sprays impiacristales y toallitas desmaquillantes lanzados con muy poca puntería. El hombre, de 45 años y que finalmente fue detenido gracias a la feroz resistencia de los clientes y transeuntes, llegó a efectuar dos disparos, pero el arma era de fogueo y solo causó quemaduras leves a la valiente clienta que se empleó a fondo con el bolso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos