La Ertzaintza retira la decoración de una txosna de Bilbao tras una denuncia del Obispado

Agentes de la Ertzaintza intervienen la txosna. / ERLANTZ GUDE

Numerosos agentes han entrado esta mañana a quitar el motivo decorativo «Carnicerías Vaticanas»

BEATRIZ GARNÁNDEZ / ERLANTZ GUDE

La Ertzaintza ha movilizado esta mañana 4 furgones antidisturbios en Bilbao y ha retirado la decoración de una de las txosnas instaladas para su Semana Grande, después de que el Obispado de la capital vizcaína presentara una denuncia. Los responsables de la comparsa de Hontzak habían elegido este año como motivo decorativo para su txosna la imagen de un Cristo troceado bajo el título de «Carnicería vaticana». Antes de abrir la txosna se ha desplegado un importante operativo policial para quitar los carteles que el Obispado denunció suponen «una ofensa hacia sentimientos profundos y creencias religiosas». Un comparsero de Hontzak ha dicho que el operativo judicial se ha llevado «La imagen del cristo, el corazón con espinas y el cartel de 'Carnicería vaticana'. Todo lo que tenía alguna referencia religiosa».

La polémica surgió antes incluso del arranque de la Aste Nagusia, cuando Hontzak montó la txosna, en la zona del parking del Arenal. La decoración simulaba el despiece por trozos de carne de un Jesús en la cruz, bajo la cúpula del Vaticano, con el lema 'Tomad y comed, este es mi cuerpo'. Sobre la figura de Jesús había una cúpula que la Ertzaintza no se ha llevado. «Hemos llegado a un acuerdo con ellos para que la dejaran puesta», ha señalado un miembro de Hontzak.

La polémica propuesta de Hontzak encontró inmediata respuesta en el Obispado, que pidió a la comparsa su retirada. «Es una agresión que ofende sentimientos profundos y creencias religiosas arraigadas en buena parte de los habitantes de Bilbao y Bizkaia», aseguraba y advertía que tomaría medidas legales. La comparsa de Hontzak se reunirá esta tarde en una asamblea y aún no habrá declaración oficial por su parte.

Estas se han traducido en la orden de retirada de la decoración que ha dictado el Juzgado de Instrucción n° 3 de Bilbao, que ha ordenado a la Ertzaintza que desmantele los carteles de Hontzak. La orden se ha cumplido esta mañana, cuando los agentes han entrado en el recinto para quitar las imágenes, aunque pasadas las diez y media continuaba el operativo y aún se veía parte del atrezzo. Un miembro de Hontzak ha subido con los agentes a la parte de la txosna donde se encontraba la imagen del cristo y les ha ayudado a retirar el decorado.

Cuando han llegado los agentes han encontrado a muy poca gente en las inmediaciones de la txosna aunque los pocos comparseros que había han mostrado su indignación por la decisión judicial y algunas personas que pasan por delante han proferidos consignas contra la Iglesia. «Se han acercado personas mayores diciendo que era una temática 'hiriente', pero hemos hablado con ellos de buenas maneras y no ha habido más problema», ha reconocido un miembro de Hontzak. Además ha señalado que no se trata de un ataque contra la religión, sino de «un ataque contra la iglesia como institución y lo que representa».

«La intención es que para esta noche haya un nuevo decorado pero la idea, en principio, es seguir la misma línea, aunque habrá que ser más cuidadosos», ha señalado el miembro de Hontzak. Además, ha hecho alusión a la celebración de las fallas donde «se ataca a un montón de cosas y no pasa nada».

Una portavoz municipal que se encontraba en el lugar esta mañana y que ha presenciado la intervención policial ha recordado que «simplemente se está cumpliendo una sentencia judicial».

Cuestionado por la polémica de Hontzak, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, pidió a la comparsa «una reflexión». «Conocen mis creencias y no me gusta nada». Además invitó a sus responsables a pensar «si lo creen muy divertido o piensan que hay gente que se está sintiendo ofendida y debería hacer algo».

El PP vizcaíno se unió el sábado a las críticas del Obispado y calificó de «aberración» la decoración de Hontzak. «Esto es rizar el rizo. Al margen de la religión, es atentar contra la dignidad del ser humano», denunciaron.

Fotos

Vídeos