10 errores y 5 aciertos a la hora de adelgazar

Cambios de hábito hechos de manera realista pueden ser suficiente para perder peso

Fotolia
MICHAEL SUSINSan Sebastián

Entre miles de dietas y fórmulas milagrosas el principio básico para adelgazar sigue siendo el mismo recomendado desde hace décadas: un cambio de hábitos. Con ello se puede no solo perder peso, sino también avanzar hacia una vida sana sin sufrir con la monotonía, privaciones o incluso carencia de nutrientes de una dieta.

Un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pone de manifiesto algunos de los errores más habituales entre quienes buscan adelgazar de forma rápida, y aconseja algunos cambios para lograr perder peso sin riesgo para la salud. En cualquier caso, la asociación recuerda que primero conviene comprobar si «de verdad se necesita perder peso, y si es así, cuánto».

Los 10 errores más comunes

  • 1

Saltarse comidas. Cinco comidas diarias es lo ideal. Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Además, hay que evitar que se solapen esperando al menos dos horas entre ellas.

  • 2

Comer poco. Ojo con las dietas excesivamente hipocalóricas. El organismo se adapta a periodos de carestía, haciendo que sea cada vez más difícil adelgazar. De esa forma se vuelve a recuperar el peso con más facilidad cuando se aumenta un poco el consumo de calorías.

  • 3

Culpar a determinados alimentos. No es que un alimento engorde o adelgace. Lo que determina es el tipo de dieta general que llevas.

  • 4

Seguir una dieta de proteínas y grasas. Algunas dietas basan su eficacia en la cetosis. Se trata de un estado metabólico causado por la falta de azúcar, forzando al cuerpo a utilizar la grasa como fuente energética. Se corre el riesgo de dejar al organismo y al cerebro sin su fuente de energía preferida, la glucosa, provocando la aparición de acetona. A corto plazo la cetosis puede no ser un problema importante, pero si este estado se prolonga puede ser altamente perjudicial para diferentes órganos e incluso puede dañar al feto de una mujer embarazada.

  • 5

Recurrir a las barritas energéticas y alimentos de alta densidad calórica. No tiene sentido ejercitarse y luego ingerir tantas o más calorías que las que hemos quemado.

  • 6

Estar siempre 'de régimen'. La monotonía es una de las principales causas de abandono de las dietas.

  • 7

Seguir bebiendo alcohol. Beber una copa de vino o cerveza en las comidas puede ser una buena costumbre, pero no ayuda a perder peso. En realidad todas las bebidas alcohólicas engordan, una vez que el alcohol aporta 7 kcal/g más que los azúcares o las proteínas. Cuidado con las bebidas destiladas, suelen aportar más calorías que las fermentadas.

  • 8

Equivocarse con el peso ideal. Es importante marcarse objetivos realistas y no pretender pesar como cuando éramos adolescentes.

  • 9

Las pastillas para adelgazar. El uso de fármacos para perder peso solo está justificado en casos muy específicos y puede traer graves efectos secundarios.

  • 10

Los productos adelgazantes y las dietas milagrosas, tremendo engaño. Aún no existen métodos para perder peso sin esfuerzo y en poco tiempo. Cabe recordar que entre los productos adelgazantes no hay suficiente evidencia científica sobre el efecto en el metabolismo de las grasas o azúcares.

5 claves que sí te ayudarán a adelgazar

El truco para adelgazar es más bien de orden matemática: gastar más calorías de las que ingerimos. Por lo tanto hay que reducir el número de calorías ajustando la dieta e incrementar la actividad física, pero de manera realista. El informe de la OCU recomienda el siguiente cambio de hábitos.

  • 1

Limitar las cantidades ingeridas permitiéndose comer de todo, sin necesidad de eliminar determinados tipos de alimentos.

  • 2

Cambiar las preparaciones fritas o guisadas por opciones con menos grasa y más ligeras, como es el caso de las cocidas al horno o al vapor.

  • 3

Dar la debida importancia a las frutas y verduras es fundamental para poder llevar una vida saludable.

  • 4

Consumir versiones con menos grasa o menos azúcar, ojo en la etiqueta, y alimentos desnatados.

  • 5

Hacer más ejercicio, pero adaptando el esfuerzo a nuestro estado físico.

El cambio de hábitos puede resultar suficiente para eliminar un sobrepeso de forma saludable. Si el caso es un problema de obesidad, es más recomendable acudir a un medico o dietista nutricionista.

Fotos

Vídeos