Erkoreka afirma que el fraude de los cursos de Lanbide es «puntual»

Todos los grupos, salvo el PP, que ha pedido una auditoría externa, esperarán a la comparecencia de la consejera antes de valorar el caso

IZASKUN ERRAZTI SAN SEBASTIÁN.

Cuarenta y ocho horas después de que se destapara el caso, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, se pronunció ayer sobre la estafa cometida supuestamente por varios centros de formación profesional contra Lanbide, el Servicio Vasco de Empleo, y aseguró que se trata de un problema «puntual, excepcional y ocasional». Es más, el dirigente nacionalista advirtió que en ningún caso debe interpretarse como una situación «generalizada» en estos programas formativos, para los que Lanbide ha destinado este año 33 millones de euros.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka señaló que la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ya ha trasladado al resto del gabinete de Iñigo Urkullu información sobre unas irregularidades de las que ya advirtió en el año 2013 Ana Varela, una experta en este tipo de programas que llevaba décadas trabajando para la Administración. Lo denunció en un informe que, al parecer, nunca se tuvo en cuenta.

Ahora, un juzgado de Bilbao investiga si se han producido suplantaciones de identidad de alumnos en cursos programados de la mano del Gobierno Vasco con el objetivo de cobrar subvenciones públicas de forma irregular. Portavoces del Servicio Vasco de Empleo han asegurado que ya se han recuperado las cantidades concedidas a tres centros investigados, que ascienden a más de 300.000 euros. Una información que, según el portavoz del Ejecutivo, ha confirmado en el Consejo de Gobierno la propia Artolazabal, quien ha defendido que los controles establecidos en Lanbide para detectar anomalías «están funcionando». En cualquier caso, según han apuntado diversas fuentes, el importe que podría haber sido defraudado a través de este sistema ronda el millón de euros por las ayudas correspondientes a varios ejercicios.

La consejera deberá explicar esta y otras cuestiones en la comparecencia ante el Parlamento Vasco que ella misma anunció el domingo tras destaparse la presunta estafa. Ayer, la mayoría de los partidos políticos con representación en la Cámara vasca prefirieron esperar a conocer los detalles del caso antes de pronunciarse al respecto. «No tenemos toda la información, y no queremos precipitarnos», señalaron desde EH Bildu. El PNV, por su parte, recordó el compromiso adquirido por el Departamento de Empleo a principios de legislatura de «mejorar toda la gestión de la RGI y de los servicios que ofrece Lanbide». Según la parlamentaria Amaia Arregi, lo ocurrido con los cursos de formación es «el más claro ejemplo de que si se comete una irregularidad el sistema funciona y se detecta».

No opina lo mismo la portavoz del PP, Laura Garrido, quien el lunes tachó de «auténtico desastre» el funcionamiento del Servicio Vasco de Empleo y reclamó una auditoría externa para acometer «una revisión integral» de la entidad.

Convenio contra el fraude

Así, el Ejecutivo de Lakua recibirá información detallada sobre las cuotas abonadas por las empresas radicadas en Euskadi y las bonificaciones que reciben. Además, tendrá acceso mensual y por vía telemática a un conjunto de ficheros con información de liquidaciones de cuotas de cada trabajador.

Más

Fotos

Vídeos