Los sindicatos mantienen su pulso con Educación pese al menor respaldo a la huelga

Una niña se dirige a primera hora de la mañana a la escuela pública Urbizu, en Eibar./FÉLIX MORQUECHO
Una niña se dirige a primera hora de la mañana a la escuela pública Urbizu, en Eibar. / FÉLIX MORQUECHO

Según la consejería, el 42,92% de los docentes se ausentaron; el 75% para las centrales, que hoy repiten el paro. Aunque la desmovilización de LAB en educación especial, cocina y limpieza y haurreskolak se tradujo en una participación más baja, los centros vieron afectada su actividad

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

Los sindicatos abertzales se declararon ayer satisfechos por el seguimiento que tuvo la primera jornada de huelga de las dos convocadas en la enseñanza pública no universitaria. Son sus datos los que les hacen sentirse respaldados en sus reivindicaciones y aseguran que seguirán movilizándose para que el Gobierno Vasco atienda sus peticiones. Según trasladaron ayer ELA y Steilas, el 75% de los docentes había secundado los paros, cifra algo más baja según LAB, un 70%. El Departamento de Educación, con el 94% de los centros computados, contabilizó que el 42,92%, de los cerca de 24.000 profesores que estaban llamados a participar, se sumaron a la huelga, que hoy vive su segunda jornada. Como puntualizan siempre desde la consejería, es a ese porcentaje a los que se les deducirá su ausencia en la nómina.

El dato aportado por las centrales es similar al de la última huelga, la del 12 de diciembre, pero en el de Educación, el descenso es notable, casi de alrededor de un 13% menos.

Es en los otros tres colectivos -educación especial, haurreskolak y cocina y limpieza-, donde el seguimiento fue bastante más bajo que en convocatorias anteriores, fundamentalmente porque es en estos sectores donde LAB ha desmovilizado a sus afiliados.

Las claves

Menos de la mitad de docentes se sumó ayer a la huelga según el Departamento de Educación
Los sindicatos aseguraron que fueron dos tercios de los casi 24.000 profesores convocados.
Hoy nueva jornada de paro
Los sindicatos mantienen el segundo día de huelga, con manifestaciones en las tres capitales.

Los sindicatos aseguraron que secundó la huelga el 65% en cocina y limpieza, 60% en educación especial y 30% en haurreskolak. Números mucho más altos que los recabados por la consejería de Educación con un 24,55% en educación especial, 17,18% en cocina y limpieza, y 15,61% en haurreskolak, teniendo en cuenta que en este último caso se computó la totalidad de los centros.

Guerra de cifras a parte, el paro estuvo muy presente y la actividad cotidiana de casi todos los centros se resintió.

Manifestación

Además de la huelga, los trabajadores de la enseñanza pública estaban llamados a participar en una manifestación en Vitoria. Miles de personas tomaron parte en ella. Al inicio de la marcha, los sindicatos convocantes recordaron al portavoz del Gobierno, Josu Erkoreka, que viendo la repercusión que tuvo ayer la huelga, y a la espera del seguimiento de hoy, su convocatoria no es «injustificada».

Para Miren Zubizarreta, representante de ELA, los datos de ayer fueron «buenos» porque reflejan entre otras cosas, que «la intención del Gobierno Vasco de desmovilizar y deslegitimar la movilización y decir que las huelgas no está teniendo éxito». La portavoz de la central señaló que el apoyo de ayer les valida para dar continuidad a las huelgas porque, además, «no hay contenidos suficientes encima de la mesa que justifiquen una desmovilización». Para ELA, «el Ejecutivo vasco debe darse por interpelado para hacer propuestas con contenidos suficientes en los sectores más precarizados y feminizados de la educación pública».

Desde Steilas, Ana Pérez, quien aseguró que su sindicato está dispuesto a seguir negociando, destacó la amplia respuesta de los trabajadores, aunque también reconoció que «en sectores como el de las haurreskolak se ha notado el descuelgue de LAB». Al igual que en ELA, en Steilas consideran que «los trabajadores han entendido que la oferta de Educación no llega ni con mucho a lo que estamos planteando».

Las centrales recordaron a Josu Erkoreka que «las movilizaciones no son injustificadas»

En Gipuzkoa la huelga tuvo un seguimiento desigual, con menor incidencia en los municipios más urbanos

Un discurso similar mantuvo el representante de LAB, Aitor Núñez, quien destacó que «el respaldo a la huelga es una interpelación directa al Gobierno Vasco». Por ello, exigió a Educación que presente propuestas con contenidos para que se desbloquee la mesa de los docentes, como ya ha sucedido con las del personal de cocina y limpieza, y con los de haurreskolak, donde esta central ha firmado los acuerdos.

En Gipuzkoa, como en los anteriores paros, la huelga se notó más en los municipios de menor tamaño y en el interior que en los principales núcleos urbanos. En Donostia, los paros afectaron fundamentalmente a Primaria, y aunque los centros permanecían abiertos, muchos padres decidieron por no llevar a sus hijos al centro, mientras que en Secundaria y Bachillerato, hubo bastantes clases suspendidas.

En Eibar, informa Félix Morquecho, la respuesta a la huelga fue desigual en función de los centros escolares. En algunos, el porcentaje de seguimiento varió del 30% al 50%, con clases que funcionaron con normalidad al acudir el profesorado, y otros grupos en los que apenas acudió el alumnado. La mayoría de servicios como los comedores escolares funcionaron pero sí hubo familias que optaron por no llevar a sus hijos a clase.

En Arrasate, informa Kepa Oliden, la huelga fue total en los centros públicos de Educación Infantil (Bedoñabe y Musakola) y en el de primaria (Erguin). La totalidad de sus 656 docentes secundaron los paros convocados y 730 escolares de 2 a 16 años se vieron afectados. En el Instituto de Bachillerato de Arrasate secundaron los paros el 36% de sus 74 profesores, y en consecuencia los 530 alumnos del centro se vieron afectados.

En Tolosa, los trabajadores de los centros educativos públicos Samaniego, IES Orixe y el Centro Integrado de Formación Profesional Tolosaldea secundaron la huelga de forma desigual. En el caso de Samaniego, de los 74 profesores secundaron la huelga 58 trabajadores, y el centro cubrió los servicios mínimos. En Orixe solo dos profesores de 82 secundaron la huelga, las clases se mantuvieron con normalidad, aunque la asamblea decidió realizarla con mayor afluencia en la jornada de hoy jueves. En el centro de formación profesional, por su parte, de los 75 trabajadores 16 profesores secundaron la huelga, por lo que las clases transcurrieron con normalidad, informa Elene Arandia.

En Irun cientos de niños no acudieron ayer a sus respectivos colegios. Aunque estaban establecidos servicios mínimos, la recomendación general fue la de no llevar a los escolares si podía evitarse, informa Iñigo Morondo.

La incidencia de huelga en los colegios públicos de Azpeitia también fue desigual. Así, en el centro Karmelo Etxegarai Azpeitiko Ikastola un 60,5% secundó la convocatoria, al igual que en Urola Ikastola, centro de enseñanza Secundaria y Bachiller, donde también tuvo un seguimiento del 60%. En cuanto a Uztaro haurreskola, la jornada transcurrió con normalidad ya que no secundaron el paro, informa Eli Aizpuru.

Las movilizaciones en la enseñanza pública vasca no universitaria continuarán hoy con una nueva jornada de huelga y manifestaciones a partir de las 12.00 horas en las tres capitales. Además, de no llegar a acuerdos próximamente, está convocada una semana de paro por cada colectivo a partir del mes que viene, más una nueva huelga general el 12 de junio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos