Los sindicatos mantienen las huelgas anunciadas en la educación pública

Manifestación de trabajadores de la educación pública en Euskadi en mayo de 2017. /Lobo Altuna
Manifestación de trabajadores de la educación pública en Euskadi en mayo de 2017. / Lobo Altuna

No aprecian avances ni medidas dirigidas a revertir los recortes

TERESA FLAÑO

Dos versiones distintas de una misma reunión han dado este viernes los participantes en la mesa sectorial de funcionarios docentes. Mientras la viceconsejera de Administración y Servicios del Departamento vasco de Educación, Olatz Garamendi, ha calificado el encuentro de «positivo» y ha reiterado que «es necesario sacar el conflicto de las aulas», los representantes sindicales no se han movido un centímetro de sus posiciones y han anunciado que seguían manteniendo las ocho jornadas de huelgas convocadas -tres comunes y una semana más por cada sector- en la enseñanza pública no universitaria para los próximos meses «al no apreciar avances ni medidas dirigidas a revertir los recortes». La próxima reunión de este sector está convocada para el 14 de febrero.

«En la reunión de este viernes de la mesa de negociación del profesorado de la enseñanza pública el Gobierno Vasco no ha aportado ninguna nueva propuesta sustancial». Así se han pronunciado los representantes de ELA. LAB y Steilas tras el encuentro de algo más de dos horas que han mantenido en Vitoria. Aitor Idigoras, portavoz de Steilas, ha lamentado que «no ha habido ningún acercamiento, No ha habido nada nuevo. Educación no ha variado ni media coma las propuestas anteriores».

Las fechas de las huelgas

Los sindicatos abertzales anunciaron a comienzos de mestres nuevas huelgas generales en la enseñanza pública vasca, dos de ellas en marzo y otra en junio. Steilas, ELA y LAB también han convocadocuatro semanas de paros a partir de abril por sectores: de profesores, personal de educación especial, empleados de limpieza y cocina y haurreskolak. Estas nuevas movilizaciones se suman a los cinco paros que ya ha registrado la escuela pública este curso.

En un comunicado conjunto de las tres centrales, en relación al empleo, han señalado que el Gobierno Vasco mantiene la misma propuesta de mesas anteriores. Han calificado de «grave irresponsabilidad política» el hecho de que «no ha realizado ninguna propuesta y han considerado que el Departamento de Educación debería tener en consideración el apoyo recibido por los trabajadores de la enseñanza en «los cinco días de huelga» ya realizados.

«A pesar de la reivindicación sindical de rebajar la interinidad al 6% mediante la puesta en marcha de procesos de estabilidad, ha planteado dejar el índice de interinidad en el 30,5%. Y no prevé ningún plan concreto para la estabilidad en el empleo de miles de trabajadores abocados a permanecer durante décadas en situación de interinidad, por decisión de la administración», han destacado.

También han criticado que Educación «ha desechado el desarrollo de un modelo propio de OPE de estabilización de personal eventual y ha dado cobertura al modelo de OPE auspiciado por Madrid y que no garantiza la estabilidad».

Otro de los puntos de desencuentro está en la necesidad de incrementar la plantilla ante el aumento de matriculas y de las necesidades especiales. Mientras los sindicatos abertzales creen que es preciso aumentar el colectivo de profesores en 1.800 puestos «el Gobierno Vasco solo plantea la creación de 60 puestos».

En cuanto a las sustituciones, «mientras que la reivindicación sindical consiste en reclamar la sustitución desde el primer día en todos los niveles y cuerpos, el Ejecutivo mantiene la propuesta anterior, con sustitución desde el primer día solamente en Primaria y desde el tercer día en Secundaria».

De oportunidad perdida, ha calificado Pablo García de Vicuña, secretario general de CC OO, el resultado de la reunión y ha resaltado que las expectativas creadas en el encuentro de diciembre no han tenido continuidad, aunque se ha comprometido a seguir «un calendario concreto» hasta Semana Santa «para conocer definitivamente el recorrido que está dispuesta a hacer la consejería».

UGT también ha criticado el «inmovilismo» y la «falta de propuestas» de Educación: «Se deja todo para un siguiente encuentro».

Postura del Gobierno Vasco

La viceconsejera Olatz Garamendi ha calificado la reunión de «positiva» porque «se ha hablado entre todos» y ha hecho hincapié en que «se ha puesto sobre la mesa un calendario de futuros encuentros para situar este tema un calendario de futuros encuentros para situar este tema en las mesas negociadoras y proteger a los centros educativos».

La responsable de Educación ha reconocido que la reunión había terminado con dos visiones opuestas, pero ha mantenido que lo importante es que «el foro no se ha roto y vamos a seguir trabajando sin cesar en las distintas mesas», que se celebrarán a lo largo de febrero, porque «es importantísimo dar valor a estas mesas y que los centros escolares sigan su quehacer diario con tranquilidad. La educación es un bien que se lo merece. Tenemos que protegerlo y discutir lo que haya que discutir allá donde procede, en las mesas».

En referencia a las movilizaciones anunciadas por los sindicatos, Garamendi ha indicado que «en diciembre presentamos nuestras propuestas para que las analizaran. Antes de volver a reunirnos los sindicatos han presentado un calendario de huelgas, independientemente de estas convocatorios, nosotros siempre defendemos que el modo de acercarse es a través de las mesas sectoriales».

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos