Sindicatos y Educación se emplazan a una nueva reunión para concretar las propuestas

Aula vacía en la última huelga de la Educación Pública Vasca no universitaria. /I. Royo
Aula vacía en la última huelga de la Educación Pública Vasca no universitaria. / I. Royo

El Departamento ofrece refuerzos docentes en las aulas de Infantil y en los centros con mayores necesidades

AGENCIAS

El Departamento de Educación y los sindicatos de docentes se han emplazado a una nueva reunión el próximo 4 de mayo ante la «falta de concreción», según las centrales, de las propuestas lanzadas hoy por el Gobierno Vasco, entidad que considera sin embargo que la negociación «está dando sus frutos».

Las centrales y el Departamento han mantenido un nuevo encuentro en torno a la Mesa de Educación, después de que la pasada semana Steilas, LAB y ELA decidiesen desconvocar la semana de huelga prevista para este mes a la espera de nuevas propuestas por parte del Ejecutivo de Vitoria que pudiesen dar respuestas a sus demandas.

Los sindicatos han considerado insuficientes y carentes de concreción las propuestas que ha llevado este miércoles el Ejecutivo a la Mesa Educación. En cuanto a la posibilidad de continuar con movilizaciones en mayo, Steilas y LAB han señalado que no lo descartan, pero que tienen que valorarlo, mientras que ELA se ha mostrado dispuesta a seguir adelante con ellas.

Desde Steilas, Ana Pérez ha recordado que las movilizaciones sólo están pospuestas y ha advertido de que si tras analizar las propuestas el sindicato concluye que no les satisfacen las mantendrán, tras insistir en que a los planteamientos de Educación «les falta muchísima concreción».

En la misma línea, Aitor Núñez, de LAB, ha reconocido que hoy ha habido «nuevos contenidos», ha dejado claro que su central «contempla todos los escenarios posibles» a la espera de contrastar con su afiliación las materias puestas sobre la mesa.

Por su parte, Pablo García de Vicuña, de CCOO, ha dicho que las «expectativas iniciales son buenas», pero ha indicado que su sindicato mantiene «la mosca detrás de la oreja» y ha exigido al Departamento que la negociación se tome «en serio» porque algunas de sus propuestas contienen aspectos que «aun chirrían».

ELA ha sido el sindicato que se ha mostrado más crítico, ya que según su portavoz en la mesa, Miren Zubizarreta, la reunión ha sido «absolutamente decepcionante» porque ha respondido a una «estrategia de apariencia de negociación por parte del Gobierno Vasco», frente a la que ELA apuesta por mantener las movilizaciones.

Propuestas del ejecutivo vasco

Por el contrario, la viceconsejera de Administración y Servicios, Olatz Garamendi, ha salido del encuentro satisfecha porque las conversaciones con los sindicatos, a su juicio, «están dando sus frutos» y permiten «seguir concretando propuestas y avanzando» hacia el acuerdo.

Tras la anterior mesa sectorial celebrada el 27 de enero, sindicatos y Educación han mantenido reuniones bilaterales antes de la de hoy.

Entre las propuestas avanzadas por Educación destacan las dirigidas a reforzar el personal de las aulas de tres años con más de 20 alumnos, a crear plazas para labores administrativas en los centros de Infantil y Primaria y a ampliar licencias y permisos.

Además, se apuesta por nuevas dotaciones de personal para la euskaldunización de la Formación Profesional, por desarrollar un índice de necesidades educativas para apoyar a las aulas que más lo precisen y por el desarrollo de actuaciones para el cobro del 100 % del complemento en supuestos de incapacidad temporal.

Estas novedades se suman a las ya trasladadas con anterioridad por el Departamento entre las que se incluyen una oposición para Educación Secundaria y Formación Profesional de 1.511 plazas para 2018 y de un total de 5.000 plazas para toda la legislatura; sustituciones en Secundaria y Bachillerato a partir del tercer día, que las bajas programadas sean cubiertas desde el primer día, y la reducción de la interinidad del 27% al 17%.

Los sindicatos comenzaron con jornadas de huelgas el curso pasado para reclamar un aumento progresivo de la inversión en educación del 3,5% actual hasta el 6% establecido por la Unesco, el incremento la plantilla, la reducción de la temporalidad, la rebaja de la ratio de alumnos por aula y en definitiva para revertir los recortes aplicados durante la crisis económica y mejorar la calidad de la enseñanza pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos