Kristau Eskola abre el curso con el objetivo de potenciar las capacidades de los alumnos

El obispo José Ignacio Munilla y la consejera Cristina Uriarte han asistido al acto de inauguración del curso de Kristau Eskola./SARA UTRERA
El obispo José Ignacio Munilla y la consejera Cristina Uriarte han asistido al acto de inauguración del curso de Kristau Eskola. / SARA UTRERA

La red de centros cristianos de Euskadi ofrece su colaboración para llegar a un pacto educativo y lograr un sistema de «calidad»

A. LERATESan Sebastián

A pesar de que el curso escolar 2017-2018 arrancó el pasado día 7 de septiembre para 374.848 alumnos vascos, Kristau Eskola, la red de centros cristianos de Euskadi, ha celebrado este martes el acto oficial de inauguración del presente año académico. Y lo ha hecho presentando su nuevo Plan Estratégico 2017-2021, cuyo lema es ‘Gure baloreak, gure balioa/Nuestros valores, nuestro valor’.

El acto, que ha tenido lugar en el colegio Maria eta Jose de Zumaia, ha contado con la presencia de la consejera de Educación Cristina Uriarte y con el Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla. Asimismo ha asistido una amplia representación institucional del sistema educativo vasco y más de 250 responsables de los centros educativos de la red de centros religiosos concertados de Euskadi.

Estos afrontan el nuevo curso escolar con varios retos «de distinto nivel y envergadura», a los que quieren dar una respuesta «positiva y de calidad», en busca de «la excelencia». Así, tal y como ha destacado en su discurso de inauguración el director general de Kristau Eskola, Mikel Ormazabal, uno de los retos principales está enfocado al proceso educativo y formativo de los alumnos. «Queremos desarrollar todo un trabajo en dicho proceso en el que la satisfacción del alumnado sea plena, haciendo aflorar sus capacidades y así adquirir las competencias necesarias para saber tomar las decisiones oportunas que le ayuden a salir adelante a lo largo de su vida».

Otro de los retos, ha señalado Ormazabal, es incidir en la formación permanente de los profesores, con el objetivo de «seguir ofreciendo las claves para desarrollar la actividad educativa con profesionalidad, eficacia y eficiencia al servicio de nuestros alumnos».

Colaboración con Heziberri 2020

El director general de Kristau Eskola también ha dedicado unas palabras a hablar del sistema educativo vasco. «A lo largo de los últimos tres cursos, hemos colaborado activamente en la implantación del Proyecto Heziberri 2020. Nuestra colaboración ha sido desde la honestidad y lealtad. Y así queremos seguir siendo, un agente educativo dispuesto a caminar junto con los demás agentes y con el Departamento de Educación, para llegar a un pacto educativo que con el consenso de todos hacer que nuestro sistema educativo sea de calidad y proyectado hacia la excelencia», ha recalcado Ormazabal.

La red de colegios religiosos concertados del País Vasco engloba a 80 instituciones y 131 centros, en los que imparten clase 8.000 educadores a un total de 90.000 alumnos. «Kristau Eskola quiere seguir siendo un proyecto educativo referente en Euskadi que, colocando a los alumnos y las familias en el centro del sistema educativo, posibilite su formación integral como personas competentes en la sociedad vasca que les ha tocado vivir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos