Los alumnos de Infantil caen en más de 700 en Gipuzkoa por el desplome de la natalidad

Vuelta al cole en Donostia
Vuelta al cole en Donostia / J. M. López

El Gobierno Vasco inicia este mes el proceso para alcanzar un pacto educativo en Euskadi

TERESA FLAÑOSan Sebastián

El curso escolar 2017-2018 ha comenzado este jueves en Euskadi con la llamada de la consejera de Educación, Cristina Uriarte, a que todos los agentes educativos, sociales, políticos y sindicales participen en «un proceso de reflexión conjunta, con el objetivo de alcanzar un acuerdo por la educación». Además del anuncio de las reuniones que mantendrá con los distintos sectores en diferentes etapas, Uriarte ha dado a conocer los principales datos del nuevo curso en el País Vasco que arranca con 374.848 alumnos, lo que supone un ligero aumento del 0,46% respecto a hace un año.

La consejera, junto al resto de su equipo, ha visitado el Centro de Educación Infantil y Primaria Ángel Ganivet de Vitoria. Allí ha hablado de la necesidad de llegar a un acuerdo ante un único objetivo, «que nuestro alumnado obtenga una buena formación». Así, ha explicado que primero testará la opinión y el conocimiento de aquellos que tienen un contacto directo: los agentes educativos y sociales. Las reuniones comenzarán a finales de este mes.

Para profundizar en los retos a los que se enfrenta el sistema educativo vasco se van a crear cinco ámbitos de trabajo -convivencia, las lenguas, la evaluación y la innovación, la modernización de la educación y la autonomía de los centros-. Este trabajo de reflexión se remitirá al Consejo Escolar y posteriormente al Parlamento Vasco para que los grupos políticos lo estudien.

Uriarte ha reiterado en varias ocasiones la necesidad de alcanzar un acuerdo en educación, que «debe ser una prioridad para nuestra sociedad», y aspira a que se aproveche este curso para darle impulso. «El cálculo político no tiene, o no debiera tener cabida aquí. Nos jugamos mucho... aprovechemos aquello que nos une y trabajemos los asuntos que nos separan».

734 nuevos profesores

El miércoles los sindicatos anunciaron una serie de movilizaciones para continuar con las reivindicaciones planteadas el curso pasado. A algunas de ellas la consejera ha respondido de forma más o menos concreta. Por ejemplo, ha señalado que «vamos a seguir trabajando para que las aulas mantengan un número óptimo de alumnos, que el horario lectivo permita trabajar en el centro con garantías». Ha asegurado que su departamento apuesta por una mayor estabilidad laboral del profesorado -«No vamos a escatimar ni una plaza»-, ha recordado que en el curso que ha comenzado se incorporan 734 profesores que han superado la OPE de este verano, y ha garantizado que el año que viene se volverá a convocar otra.

Sobre las anunciadas movilizaciones sindicales a lo largo de este trimestre, Uriarte ha mostrado su «respeto» a convocarlas, pero defendió que «no están justificadas desde una razón objetiva, ya que hemos estado trabajando con ellos a final de curso en la última mesa sectorial que fue en junio y les hicimos un planteamiento y ahora les estamos convocando, como nos comprometimos, a nuevas reuniones», aunque también ha asegurado que «el trabajo debe realizarse desde un punto de vista realista y sin engaños» porque considera que los sindicatos «lanzan mensajes alarmistas».

Ya centrándose en las cifras de este curso, la consejera ha indicado que un total de 374.848 alumnos acudirán a los centros escolares no universitarios, lo que supone un incremento del 0,46% respecto al curso pasado. Sin embargo, a pesar de ese incremento, se ha producido un descenso en las matriculaciones de los más pequeños. «La evolución de la tasa de natalidad de los últimos años se ha dejado notar, como era previsible», apunta. En la Educación Infantil se ha producido un descenso destacado, de más de dos puntos en la franja de 0 a 2 años, y del 2,7% de 3 a 5. «Pero en su conjunto tenemos un incremento de más de 1.700 estudiantes».

En Gipuzkoa, en concreto, son 9.691 los niños entre 0 y 2 años que se han matriculado para este curso -57 menos que el año pasado, es decir -0,58%-, y 19.774 los que lo han hecho entre 3 y 5 años -678 menos, con un -3,32%-, siendo el territorio con mayor descenso de toda la comunidad en esta última franja de edad.

El 50,8% del alumnado de todo el País Vasco acude a centros de la red pública, y el 49,2% restante lo hace en la concertada o privada.

Modelo D predominante

En cuanto a los modelos lingüísticos, se sigue la tendencia de los últimos años. Las familias que escolarizan a sus hijos por primera vez en el País Vasco han optado en su gran mayoría por el modelo D, íntegramente en euskera, con un 78,9%, lo que supone un incremento de más de un punto respecto al curso pasado. El 17,3% apuesta por el modelo B, mientras que el modelo A, en castellano, lo ha elegido el 3,8% de las familias. «Por primera vez la opción de este último modelo desciende del 4%», destacó la consejera.

En Gipuzkoa, el modelo D se impone en todas las etapas, salvo en la Formación Profesional. 96. 164 alumnos estudian en ese modelo; 11.587 lo hacen en el B y 6.126 en el A, de los que 6.126 corresponden a FP.

Ha sido precisamente en la Formación Profesional donde Cristina Uriarte ha hecho especial hincapié por los datos finales de matriculación, -40.650 alumnos- con una subida del 2%. «Tengo que reconocer que ha sido una sorpresa», asevera.

Los principales retos de este curso para la FP pasan por el Parlamento Vasco que está trabajando en una nueva ley. «Confiamos en que en breve salga adelante y que nos ofrezca herramientas para llevar a cabo con más fuerza si cabe los cambios que debemos impulsar».

En paralelo a la aprobación de la ley, el Departamento de Educación tiene previsto poner en marcha el quinto Plan Vasco de FP, donde habrá una atención especial a la Formación Dual para lograr una mayor empleabilidad de los estudiantes.

Un plan contra el acoso escolar y otro de lectura

Entre las novedades educativas que presenta este curso estacan el Plan Lector y el Plan de prevención contra el acoso escolar, denominado Bizikasi. El primero se implementará a lo largo del curso y cada centro tendrá su plan específico, moldeado a sus características, pero con un paraguas general, a través de los berritzegunes, que les ayudarán a diseñarlo. «Debemos favorecer el desarrollo de la comprensión lectora como elemento básico para la comprensión del resto de contenidos», apuntó la consejera Cristina Uriarte.

En breve se pondrá en marcha el plan Bizikasi que va a abordar el acoso escolar desde una perspectiva sistemática e integral, con el objetivo de mejorar las convivencia positiva. Se basará en una intervención para la prevención y la detección precoz de los posibles casos de acoso en los centros escolares. «Sin duda, es responsabilidad de toda la sociedad, y por tanto también nuestra, el trabajar para que los casos de acoso se identifiquen, se prevengan y se reduzcan. Acciones que hasta hace poco se consideraban normales hoy en día son rechazadas. Ya no vale el ‘son cosas de niños’».

Más noticias

Fotos

Vídeos