El Gobierno Vasco plantea más apoyo a 150 centros educativos y más estabilidad a 2.500 docentes

Centro de Tolosa en la huelga de Educación. /Iñigo Royo
Centro de Tolosa en la huelga de Educación. / Iñigo Royo

Representantes del Departamento, que se reúnen con las centrales, confían en rubricar hoy un «primer acuerdo base amplio» que constituya un punto de partida para «un acuerdo global y más extenso»

AGENCIAS

Propuestas para dotar de estabilidad a 2.500 interinos, más plantilla para cerca de 150 centros con mayores necesidades, y la convocatoria de un mínimo de 5.000 plazas son algunos de los compromisos que el Departamento de Educación ha trasladado a los sindicatos para cerrar hoy un preacuerdo.

Representantes del Departamento de Educación y de las centrales se reúnen este lunes después de que en el último encuentro ambas partes acercasen posturas. Tras esa cita, la mayoría sindical, salvo ELA que apostó por mantener las movilizaciones, no descartó la posibilidad de cerrar un preacuerdo en la siguiente reunión.

Educación ha remitido a los sindicatos una propuesta para rubricar un «primer acuerdo base amplio» que constituya un punto de partida para «un acuerdo global y más extenso» que regule las condiciones laborales de los docentes de la escuela pública vasca.

El documento recoge compromisos en cuatro grandes bloques: empleo, interinidad y estabilidad; sustituciones; plantillas de personal de los centros; y condiciones laborales de los docentes.

Propuyestas

El Departamento apuesta por convocar un mínimo de 5.000 plazas hasta 2020 con el compromiso de «agotar todas las vías que ofrece la normativa vigente». Para 2018 están convocados 1.511 puestos para Educación Secundaria y Formación Profesional (FP), para 2019 se ofertarán 95 para enseñanzas especializadas, y en 2020 otras 850 para Secundaria y FP. A todos ellos podrían sumarse otras 500 a lo largo de la legislatura.

La propuesta del departamento de Educación contempla un nuevo concepto, el Índice de Necesidades Educativas (INE) de los centros , en función del cual se dotará de más personal a los colegios que más lo necesiten

Junto con ello se plantean varias medidas que permitirán también reducir la interinidad, una de las principales reclamaciones sindicales, y darán la posibilidad de liberar unos 500 puestos, que podrán con ofertarse en concursos de traslados posteriores. Las vacantes que originen estos procesos podrían cubrirse aumentando la oferta de las OPE.

Asimismo, el Departamento se compromete a aumentar la relación de puestos de trabajo (RPT) con puestos que se consideren estructurales, alrededor de 460 entre 2018 y 2019.

Además, propone mantener al personal interino en los puestos que ocupen hasta que estos se cubran con una OPE o hasta que regrese el docente titular. Estas medidas proporcionarán estabilidad a más de 2.500 interinos.

Por su parte, las sustituciones se cubrirán desde el primer día en todas las etapas educativas. En el documento, el Departamento advierte de que este paso «por su importancia y dimensiones» necesita del compromiso de todos los agentes, en especial de las direcciones y de los claustros de los centros.

Nuevo índice de necesidades

También se recoge el reforzamiento de las plantillas en las aulas de tres años cuando las ratios sean superiores a una media de 20 alumnos y se contempla un nuevo concepto, el Índice de Necesidades Educativas (INE) de los centros , en función del cual se dotará de más personal a los colegios que más lo necesiten.

Para determinar este índice se tendrán en cuenta aspectos como los resultados escolares, la situación socio económica y cultural de las familias, la procedencia del alumnado y de sus progenitores, el número de repetidores y de alumnos con necesidades específicas, los becados y la estabilidad de los docentes.

Esta figura servirá para «identificar centros y aulas según la necesidades específicas» y para adjudicar las ayudas suplementarias «de forma que todos los docentes cumplan sus funciones en condiciones similares y de la mejor forma posible». El Departamento estima que este refuerzo podría llegar en una primera fase a 124 colegios de Infantil y Primaria y a 21 de Secundaria.

El Departamento advierte no obstante de que esta medida no es suficiente si no se aplican en estas escuelas metodologías innovadoras y nuevas formas de organización y formación específica para sus maestros.

En el documento también se plantea la creación de puestos para funciones administrativas, que ahora desempeñan los docentes en Infantil y en Primaria, para que estos puedan centrarse «plenamente en la actividad educativa».

Asimismo, se incluye la reducción de un tercio de las horas lectivas del personal funcionario de carrera docente de más de 60 años y que no tenga posibilidad de prejubilación voluntaria. También se ponen sobre la mesa nuevas licencias y permisos, y aplicar el 100 % del complemento por incapacidad temporal al conjunto de trabajadores funcionarios.

En contexto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos