Euskadi es la comunidad en la que sale más barato suspender en la Universidad

Vista del campus de la UPV de Leioa./Jordi Alemany
Vista del campus de la UPV de Leioa. / Jordi Alemany

Las segundas, terceras y cuartas matrículas de una asignatura que no se aprueba cuestan menos de un tercio en el País Vasco que en Madrid, Cataluña o Navarra

MARTA FERNÁNDEZ VALLEJO

La Universidad del País Vasco es, junto con la pública gallega, la que menos penaliza económicamente los suspensos de todas las españolas. Las diferencias pueden llegar hasta los 400 euros por asignatura en terceras y cuartas matrículas entre Euskadi y Madrid o Cataluña. Ser más tolerantes con los universitarios que repiten materias no afecta a su rendimiento académico y facilita que haya menos abandono en las carreras que en otras comunidades, según el último informe publicado por el Ministerio de Educación.

El precio medio del crédito en la Universidad pública vasca es de casi 17 euros -hay que multiplicar por seis para obtener lo que cuesta una asignatura-. Las tasas son diferentes según se trate de titulaciones de letras, sociales y humanidades -que son más baratas porque necesitan menos instalaciones o material- o técnicas y de ciencias, las más costosas. Un curso completo son 60 créditos y la factura anual de un universitario vasco oscila entre los 900 y los cerca de 1.200 euros, dependiendo del grado. En esos precios de primera matrícula Euskadi ya se coloca entre las más baratas de España, junto con Andalucía, Cantabria, Extremadura, Canarias o Galicia. Las más caras son las de Cataluña -2.000 euros por curso-, y Madrid -1.600-.

Pero donde destaca la UPV/EHU es en la factura que cobra a los repetidores. Junto con la gallega, es la que aplica menores incrementos en las tasas por las materias suspendidas. La Universidad vasca está muy por debajo de lo que la normativa estatal le permitiría. El coste medio de la tercera y cuarta matrícula de una asignatura en la UPV es de algo más de 200 euros, lejos de la mayor parte de las comunidades. En las universidades públicas de Madrid la tercera vez que se cursa la misma materia hay que pagar cerca de 560 euros y la cuarta 750, unas cifras similares a las de Cataluña. Otra de las más caras para los malos estudiantes es Navarra, seguida de cerca de Baleares.

El Gobierno vasco, aunque mantiene unas tasas académicas bajas, tiene claro que los suspensos deben tener consecuencias en el precio que se paga por asignatura, ya que es una forma de «responsabilizar» al alumno y exigirle «un rendimiento académico», explica Adolfo Morais, viceconsejero de Universidades e Investigación. Morais recuerda que es una medida que se aplica también a las becas: no se abona el importe completo de la segunda matrícula y las terceras no están subvencionadas.

LAS MAYORES DIFERENCIAS

Tercera matrícula
La tercera matrícula más cara de la UPV son las de asignaturas de Ciencias: 258 euros; en Madrid supera los 800.
La más cara, Cataluña
Un curso cuesta una media 1.000 euros en la UPV -en primera matrícula-; en Cataluña sube a 2.000.
Las más baratas
Galicia, Andalucía, Cantabria y Extremadura son las más baratas, con precios por curso por debajo de 900 euros.

Más universitarios

No penalizar en exceso los suspensos tiene consecuencias positivas. Euskadi está entre las seis comunidades con menor tasa de abandono, el porcentaje de universitarios que dejan la carrera. Sólo diez de cada cien cuelgan los libros en primer curso, frente a un 14% de Madrid y Cataluña o el 20% de Baleares. Y no reduce el éxito académico. Los universitarios vascos están en la parte alta de la tabla en rendimiento, por detrás de navarros, catalanes, valencianos y madrileños, según el informe del Ministerio de Educación.

El viceconsejero de Universidades destaca que el Gobierno vasco, con su política de no encarecer las carreras, quiere «dar más oportunidades a los jóvenes para que estudien en la Universidad». Euskadi lidera el ranking en España de población con estudios universitarios: casi la mitad en el tramo de edad de 30 a 34 años. A los 18 años, el 52,34% de los chavales cursa educación superior y a los 19 años lo hace el 61,7%.

Morais recuerda que esta apuesta por facilitar el acceso a las aulas universitarias exige un mayor esfuerzo económico a las arcas públicas. «Somos la comunidad que más dinero dedica a la Universidad y a las becas para estudiantes», destaca el viceconsejero. Un estudiante de la UPV/EHU supone un gasto por curso de más de 9.000 euros, la factura más alta de todas las universidades españolas.

Más caro estudiar en Madrid o Cataluña que en Alemania

Buena parte de las universidades europeas públicas ofrecen matrículas gratuitas. Es el caso de Austria, Dinamarca, Finlandia, Noruega o Suecia, países conocidos por la alta calidad de sus sistemas educativos. Estudiar la carrera en una universidad pública española sale también mucho más caro que hacerlo en una de Alemania. El precio medio de la primera matrícula de grado en España - 1.100 euros al año- es 20 veces superior a los 50 euros anuales que cuesta allí, según un informe del sindicato CC OO con datos sacados de Eurydice (la base de datos de la CE) y del Ministerio de Educación. De los 37 países de la UE y del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) analizados, España es el noveno más caro en estudios de grado. Es el único país, junto con Bosnia, Croacia y Rumanía, en el que no se ofrece ningún incentivo fiscal por tener estudiantes en casa como ocurre en Alemania, Italia o Suiza, ni se dan ayudas familiares por cada hijo universitario (como en Alemania).

Fotos

Vídeos