La enseñanza pública vasca vive hoy una huelga con el apoyo de todos los sindicatos

La enseñanza pública vasca vive hoy una huelga con el apoyo de todos los sindicatos

Las centrales advierten de que si el Gobierno Vasco no atiende sus peticiones habrá más movilizaciones tras las navidades

T. FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

Alrededor de 30.000 trabajadores están llamados hoy a participar en la huelga en la enseñanza pública no universitaria convocada por los sindicatos. Puede afectar a cerca de 300.000 alumnos. Si los paros parciales de los distintos sectores de la docencia -Consorcio de haurreskolak, cocinas y limpieza, educación especial y profesorado-, que han tenido lugar cada jueves de noviembre, estaban organizados por las centrales nacionalistas -ELA, LAB y Steilas-, al de hoy se han sumado también CC OO y UGT. Aunque se trata de la última jornada de huelga de un año marcado por las movilizaciones laborales, los sindicatos recordaron cuando realizaron la convocatoria para este paro que intensificarán las movilizaciones a la vuelta de las vacaciones navideñas si el Departamento vasco de Educación no da respuesta a sus demandas.

Muchos niños y adolescentes fueron ayer a sus casas con una nota donde la dirección del centro informaba a los padres o tutores de que sus hijos van a entrar hoy más tarde, que podrían estar en el patio en algunas horas concretas en las que no tengan profesor o que en el caso de que no se pueda garantizar la atención debida a los alumnos, se les enviará a casa.

30.000 trabajadores

de la enseñanza pública vasca no universitaria están llamados a tomar parte en las movilizaciones convocadas para hoy -huelga y manifestaciones, que en el caso de Gipuzkoa partirá de Alderdi Eder a las 12.00 horas- por los sindicatos. Los alumnos afectados pueden ascender a 300.000.

Los sindicatos convocantes registraron el pasado 29 de noviembre esta huelga bajo el lema 'Por la mejora de las condiciones laborales y la construcción de la educación' al considerar que es «imprescindible» cambiar de raíz la política educativa y los recortes del Ejecutivo.

ELA espera un gran seguimiento en la huelga pese «a los movimientos» del Gobierno Vasco para «desactivar las movilizaciones», según comentó ayer el responsable de Enseñanza del sindicato ELA, Xabier Irastorza. Puntualizó que, con los datos de las huelgas del curso pasado y los registrados en los paros sectoriales de noviembre, contemplan una buena respuesta.

Inicialmente el paro estaba convocado por ELA, LAB y Steilas, luego se sumaron UGT y CC OO

«La pasividad del Gobierno Vasco ante la temporalidad, que no aporta vías de solución para consolidar la plantilla, y el mantenimiento de estos recortes, que van en detrimento de la enseñanza pública vasca, nos lleva a esta convocatoria de huelga», señaló ayer UGT. Comisiones Obreras decidió sumarse a la huelga por «la escasa implicación» del Departamento de Educación para resolver los problemas de la red educativa pública y para reclamar que abra una «negociación real» con los sindicatos. También otras organizaciones como la CNT y Ezker Anitza-IU han mostrado su apoyo con el paro.

Entre las reivindicaciones se encuentran aumentar la actual inversión pública en educación del 3,5% del PIB hasta alcanzar la media europea; aumentar la plantilla en 1.800 docentes y reducir la actual tasa de temporalidad del 38% al 6%. También reclaman la necesidad de reducir en un 10% las ratios de alumnos por clase, «así como sacar la Lomce de las aulas y suspender Heziberri». En cuanto a los salarios exigen «revertir el recorte salarial y recuperar el poder adquisitivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos