La enseñanza pública inicia dos días de paro con la incógnita de su seguimiento

La enseñanza pública inicia dos días de paro con la incógnita de su seguimiento

A diferencia de huelgas anteriores, LAB solo ha movilizado a los docentes tras los acuerdos cerrados con el Departamento de Educación

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

La enseñanza pública vasca no universitaria se enfrenta hoy y mañana a dos jornadas de huelga con el lema 'Lan baldin-tzak hobetu, hezkuntza eraiki' (Mejorar las condiciones de trabajo, construir la educación). Son alrededor de 26.000 docentes los que están convocados por los sindicatos ELA, Steilas y LAB para presionar al Departamento de Educación para que atienda sus reivindicaciones.

Se trata de la tercera convocatoria de paro en lo que va de curso y si se sigue el patrón de la última, la del 12 de diciembre, se podría prever un importante seguimiento. Entonces, gran parte de los trabajadores respondió a la llamada -el 75% según las centrales y el 57,6% si se atiende a los datos que facilitó Educación-. Pero en esta ocasión son varias las variables respecto a otras movilizaciones que no permiten aventurar cómo va a resultar el seguimiento, que puede afectar hasta a 176.000 alumnos de los tres territorios.

La más importante es que el panorama negociador ha cambiado, provocando disensiones entre los sindicatos. LAB considera que las movilizaciones realizadas durante el último año, con cinco días de huelga, ya están comenzando a dar sus frutos y que las últimas ofertas realizadas por el Departamento de Educación permiten mostrarse optimista de cara a una negociación de los convenios. Los acuerdos que ha firmado en las mesas sectoriales de haurreskolak y personal de cocina y limpieza, más su visto bueno a la propuesta de la consejería para educación especial -que finalmente no se firmó por no tener una mayoría cualificada-, han llevado al sindicato abertzale a desmovilizar a sus afiliados en estos colectivos, aunque no en el de los docentes. Las otras dos centrales nacionalistas -Steilas y ELA- mantienen el llamamiento a la huelga en los cuatro colectivos. Además, el calendario de movilizaciones cuenta con otras cuatro semanas de huelga -una por sector-, más una jornada de paro el 12 de junio. Otro aspecto que también se debe tener presente es que son dos días de huelga y el seguimiento puede ser desigual, centrándose más en la jornada de hoy.

Los tres sindicatos abertzales han convocado una manifestación unitaria que saldrá de Lakua MANIFESTACIÓN

Ehige, que aglutina a 500 asociaciones de padres, anima a participar en las movilizaciones APOYO

Las principales reivindicaciones de los sindicatos pasan por aumentar progresivamente la inversión en educación del 3,5% actual hasta el 6% establecido por la Unesco; aumentar en 2.000 personas la plantilla, y reducir el 6% la tasa de temporalidad que, según las centrales, está fijada en un 38% en los docentes; 41% haurreskolak; 58% en educación especial y 63% en el personal de cocina y limpieza.

Al tratarse de dos días de huelga, la estrategia de las distintas movilizaciones para visibilizar los paros también es distinta. A pesar de las discrepancias en las mesas sectoriales, las centrales ELA, Steilas y LAB llaman hoy a una concentración unitaria, a partir de las 12.00 horas en Vitoria, ante la sede del Gobierno Vasco en Lakua para partir hacia el Parlamento Vasco. La intención es que la manifestación sea multitudinaria, que refleje ante las instituciones el respaldo por parte de los trabajadores de la enseñanza que tienen las reclamaciones de los sindicatos, y para ello se han habilitado autobuses que partirán de los principales municipios.

En cambio, mañana se recupera el procedimiento habitual con manifestaciones, también a las 12.00 horas, en las tres capitales. En Donostia, en concreto, saldrá del Boulevard para recorrer el centro de la ciudad.

Desde el pasado lunes, padres y tutores de los alumnos han recibido notificaciones de los centros con el seguimiento previsto de la huelga por parte de los trabajadores y la incidencia que van a tener en el desarrollo de la actividad escolar. En gran parte de las escuelas e institutos algunas clases se suspenderán al haber decidido parte del profesorado secundarla, pero aunque no se pueda garantizar toda la actividad educativa, las puertas estarán abiertas.

Ehige, la asociación que aglutina a más de 500 asociaciones de padres de la escuela pública de todo el País Vasco, realizó ayer un llamamiento a las familias para que participen en las actividades reivindicativas, especialmente acudiendo a la manifestación de Vitoria. Lurdes Imaz, portavoz de la asociación, reconoce que los padres les han trasladado su preocupación por tratarse de dos jornadas de huelga y las complicaciones que pueden conllevar tanto en la organización como en los estudios, pero señala que «las familias comparten las reivindicaciones. Es necesario que sean atendidas cuanto antes».

CC OO y UGT no secundan la huelga. Los primeros se han dado un plazo hasta Semana Santa para ver si el Gobierno Vasco responde a sus peticiones tras la buena marcha de las mesas colectivas. Por su parte, UGT considera que se ha llamado a los trabajadores a secundar los paros demasiadas veces, sin que la presión se haya utilizado para lograr acuerdos en las mesas de negociación.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos