Educación y sindicatos no se mueven de sus posturas tras dos días de huelga

Cabeza de la manifestación que ayer partió del Boulevard donostiarra./MICHELENA
Cabeza de la manifestación que ayer partió del Boulevard donostiarra. / MICHELENA

Las centrales se sienten respaldadas para seguir con las movilizaciones si no se atienden sus peticiones, mientras que la consejería afirma que la negociación es la única vía

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

Los dos días de huelga en enseñanza pública vasca no universitaria han tenido como resultado que las dos partes se ratifiquen en sus posturas. Mientras los sindicatos nacionalistas, convocantes de los paros, se sienten respaldados por sus bases para seguir con sus movilizaciones hasta que el Gobierno Vasco atienda sus reivindicaciones, el Departamento de Educación sigue manteniendo que son las mesas de negociación donde se deben debatir los temas.

La segunda jornada consecutiva de huelga, la séptima en lo que va de curso, volvió a tener un baile de cifras como sucedió el miércoles. El recuento de las inspecciones de Educación, con el 95% de los centros contabilizados, desprendía que el 43,73% de los profesores había tomado parte en los paros. Una cifra un poco más alta que el día anterior, que fue de un 42,92%. Las centrales -Steilas, LAB y ELA-, situaban el seguimiento entre el 70 y el 75%, exactamente igual que en la primera jornada.

Más irregular fue la respuesta en los otros colectivos convocados, porque solo ELA y Steilsa secundaron los paros.

En relación al personal de educación especial, la participación se situó en el 26,06%; en cocina y limpieza en el 18,32% y en haurreskolak, con el 100% registrado, en el 14,04%, según los datos de la consejería. Cifras muy similares a las del miércoles. Según los sindicatos se llegó al 60% en el primer colectivo, el 65% en los trabajadores de cocinas y limpieza, y en el 30% en las haurreskolak. En estos casos los porcentajes también se mantuvieron respecto a la jornada de anteayer.

Manifestación

Si para el primer día de huelga los sindicatos apostaron por una manifestación conjunta en Vitoria, ayer se convocaron en las tres capitales vascas. En Donostia, cerca de 3.000 personas partieron del Boulevard para recorrer el centro de la ciudad tras una pancarta con la leyenda 'Hezkuntza publikoen irakasleok borrokan' (Los profesores de la enseñanza pública en lucha). Los participantes corearon gritos de 'No a los recortes' y también contra la Lomce.

Al inicio de la manifestación, Maider Izagirre (LAB) destacó que los trabajadores han superado el reto de mantener la tensión durante los dos días, «porque los porcentajes han sido similares» y resaltó «el valor de la lucha». También reconoció que, tras los desencuentros de la última semana de su sindicato con Steilas y ELA, «debemos analizar entre los tres los pasos que tenemos que dar ahora».

Steilas, LAB y ELA reclaman una reunión de la mesa sectorial de los profesores

Las centrales han convocado una huelga el próximo martes en la enseñanza concertada

Amaia Colina (ELA) consideró que «está claro que la gente está descontenta y por eso sale a la calle». También recordó que además de los docentes «hay otros tres colectivos femenizados y precarizados a los que hay que dar respuesta a sus reivindicaciones».

En Steilas esperan que «esta movilización sirva de interpelación directa al PNV y a Educación para que de verdad se pongan a negociar».

Una de las quejas de los sindicatos se centra en la falta de diálogo en la mesa sectorial de los profesores. Reclaman que, tras rechazar las propuestas presentadas por el Gobierno Vasco en diciembre, no les han llamado para seguir negociando, a pesar de que existía el compromiso de una reunión el 14 de febrero.

En el Departamento de Educación no se comparte esa opinión porque, aunque no han convocado una nueva mesa sectorial de los profesores, entienden que se ha intentado avanzar en las cerca de veinte reuniones técnicas que se han mantenido desde entonces, tres de ellas centradas exclusivamente en los docentes.

Es en este marco donde el departamento de Cristina Uriarte considera que deben tratarse los temas. Ayer, la viceconsejera de Administración y Servicios, Olatz Garamendi, señaló que «antes y después seguimos pensando desde la administración que la apuesta es la negociación. Hay que debatir, negociar, discutir en las mesas. La semana pasada vimos los frutos y los resultados de esas vías de negociación, pudimos suscribir acuerdos en cocina y limpieza y haurreskolak, y avanzar en educación especial. Por lo tanto, nos reafirmarnos, la vía es el debate y la negociación. Para ello hace falta que todas las partes se impliquen: sindicatos y administración».

Concluidas las dos jornadas de huelga en la enseñanza pública vasca no universitaria, y a la espera de ver si se mantienen las siguientes movilizaciones con una semana de paros por cada uno de los colectivos y una huelga general el 12 de junio, el próximo martes serán los trabajadores de los centros concertados quienes acudan a la huelga. Representantes de las centrales han acusado a las patronales del sector, Kristau Eskola y Aice-Izea, de bloquear la negociación del convenio de los centros de Iniciativa Social de Euskadi, que representan el 70 % de los colegios concertados vascos -no afecta a las ikastolas-. Los sindicatos reprochan que las patronales «tras casi ocho años y 36 mesas negociadoras» no den respuesta a sus reivindicaciones. En diciembre se rompieron las negociaciones. Las centrales centran sus demandas en la recuperación del poder adquisitivo perdido, el mantenimiento del empleo o la mejora de las condiciones de los sectores precarizados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos