Educación convocará 5.000 plazas de profesores y sustituirá las bajas desde el primer día en Infantil y Primaria

Una profesora con sus alumnos./EFE
Una profesora con sus alumnos. / EFE

Ha hecho esta oferta a los sindicatos para tratar de atajar el conflicto laboral

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

El Departamento vasco de Educación ha movido ficha para intentar un acercamiento con los sindicatos, a la vista de las movilizaciones anunciadas para este otoño. La consejera Cristina Uriarte se ha comprometido este miércoles a convocar 5.000 plazas para funcionarios docentes hasta 2020, un incremento de 2.000 puestos respecto a lo previsto. También ha anunciado que se sustituirán las bajas de los docentes de Primaria desde el primer día. «El objetivo es mejorar la organización de los claustros de cada centro en beneficio del desarrollo de su proyecto educativo», ha dicho Uriarte tras reunirse con los sindicatos en Vitoria. Además, espera que las propuestas permitan mejorar las condiciones laborales de los profesores y de los maestros, así como posibilitar la incorporación de «miles de familias» a la función pública con «un empleo de calidad».

La propuesta ha sido planteada en una reunión con representantes de STEE, ELA, LAB, CC OO y UGT. Las centrales han visto positivas algunas de las propuestas, pero las consideran insuficientes como para desconvocar los paros. La primera protesta anunciada será el 9 de noviembre en las haurreskolak; el 16, entre el personal de cocina y limpieza; el 23 en Educación Especial; y el 30 en el colectivo de docentes. Para el 12 de diciembre preparan una huelga de todos los sectores en conflicto.

El incremento en 2.000 plazas ha sido la principal novedad. Uriarte ha explicado que se trata del máximo número de plazas posibles que permite la normativa estatal que, en la actualidad, regula la incorporación de empleados públicos a las distintas administraciones. En total, el compromiso es sacar 5.000 plazas de aquí al final de legislatura en 2020.

Más estabilidad

Según ha informado la consejera de Educación, la OPE que se convocará los próximos años permitirá reducir en diez puntos la tasas de interinidad, que pasaría del 27% actual al 17% al final de la legislatura. «Redundará directamente en una mayor estabilidad de los proyectos educativos de cada centro, así como en los proyectos vitales del profesorado». También se introducirán «mejoras» en el régimen de sustituciones, para lo que se incorporará a un docente sustituto a partir del primer día de ausencia del profesor titular para todo el colectivo de Educación Primaria.

Otra de las cuestiones recogidas en el documento remitido a los sindicatos hace referencia a la estabilidad del profesor interino. Desde el Departamento de Educación se va a impulsar una generalización de la contratación de personal interino hasta que se produzca la cobertura de vacante. Se otorgará una mayor estabilidad a los centros educativos a través de sus claustros, además de estabilizar las obligaciones laborales de los docentes interinos.

Los sindicatos no se han dado por satisfechos del todo, aunque las reacciones varían en intensidad de una central a otra. ELA muestra su rechazo a la propuesta, alegando que «teniendo en cuenta que en la enseñanza pública hay 9.600 docentes con contrato temporal (38%) la propuesta del Departamento la situaría en un 24,9%. Es decir, la temporalidad se reduciría en menos de un 6% y más de 6.200 puestos de trabajo seguirían sin estabilizarse». Así, aboga por continuar con las movilizaciones para «presionar» al Gobierno Vasco.

Para CC OO, en cambio, supone un primer paso pero pide seguir negociando otros aspectos «también importantes como las condiciones sociolaborales, retribuciones, salarios diferidos (Itzarri) o las incapacidades temporales». UGT coincide en el diagnóstico. «Algunas propuestas permiten comenzar a negociar pero aún son insuficientes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos