Educación convoca a los sindicatos cinco días antes de la súperhuelga de docentes

Una niña entra en un instituto de Eibar en la última huelga de la enseñanza pública. / FÉLIX MORQUECHOGráfico
Una niña entra en un instituto de Eibar en la última huelga de la enseñanza pública. / FÉLIX MORQUECHO

Las centrales acuden a la mesa sectorial del miércoles con cierto optimismo pero si no hay novedades mantendrán las movilizaciones

TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN.

El Departamento de Educación ha convocado a los sindicatos vascos a una reunión de la mesa sectorial de funcionarios docentes el miércoles de la semana que viene, día 18, para acercar posturas. Las centrales tienen prevista una huelga de profesores de la enseñanza pública vasca no universitaria para cinco días después, el lunes 23, que se prolongará hasta viernes 27. Es la primera de las cuatro súperhuelgas sectoriales en el calendario de este último trimestre del curso, más otra general el 12 de junio, y a ella están llamados alrededor de 26.000 docentes para presionar al Gobierno Vasco para que atienda sus reivindicaciones.

Los sindicatos -Steilas, ELA y LAB-, esperan que «después de tantas semanas sin noticias» los representantes de la consejería acudan al encuentro con novedades. En teoría había una convocatoria previa para el 14 de febrero que no se llegó a concretar -la anterior fue el 26 de enero-. En la última mesa de la función pública ya se trataron algunos puntos que afectan al profesorado. Ahora, siempre con bastante prudencia debido a los resultados de reuniones anteriores, el hecho de que por fin haya una convocatoria poco antes de las huelgas les hace entender que «acudirán con algo nuevo». Varias reuniones técnicas que han mantenido responsables de Educación con representantes sindicales, al margen de la mesa sectorial, les permiten pensar que el Ejecutivo acudirá el próximo miércoles con alguna propuesta novedosa.

La fecha fijada para las conversaciones, pocos días antes de las huelgas, ha pillado un poco a contrapié a las centrales. Los miembros de la mesa intersindical están estudiando qué posición tomar y puede que haya alguna novedad en los próximos días, aunque tienen claro que si no hay propuestas para avanzar en la negociación o son muy escasas seguirán manteniendo las movilizaciones.

Siete jornadas hasta ahora

Entre los representantes sindicales hay cierto optimismo, pero reiteran que siempre dentro de la cautela. Además son conscientes de lo que supone para los trabajadores cinco días consecutivos de huelga, que habría que sumar a los siete que ya han tenido lugar desde que empezó el conflicto. Siguen apostando por las movilizaciones como fórmula para avanzar pero también sopesan que cinco días de paro pueden llevar a que el seguimiento vaya desinflándose de forma que su posición para seguir negociando se debilitaría notablemente.

La última propuesta que hasta ahora había presentado el Departamento vasco de Educación incluía, entre otros aspectos, ofertar al menos 5.000 puestos en el periodo 2017-2020, mediante el procedimiento de la Oferta Pública de Empleo con el objetivo de «reducir al máximo posible la interinidad». En este sentido, los sindicatos señalaron que «a pesar de la reivindicación sindical de rebajar la interinidad al 6% mediante la puesta en marcha de procesos de estabilidad, ha planteado dejar el índice de interinidad en el 30,5%. Y no prevé ningún plan concreto para la estabilidad en el empleo de miles de trabajadores abocados a permanecer durante décadas en situación de interinidad, por decisión de la administración», destacaron.

También criticaron que Educación «ha desechado el desarrollo de un modelo propio de OPE de estabilización de personal eventual y ha dado cobertura al modelo de OPE auspiciado por Madrid y que no garantiza la estabilidad».

Otro de los puntos de desencuentro está en la necesidad de incrementar la plantilla ante el aumento de matrículas y de las necesidades especiales. Mientras los sindicatos abertzales creen que es preciso que el colectivo de profesores crezca en 1.800 puestos, «el Gobierno Vasco solo plantea la creación de 60 puestos», según señalaron las centrales para rechazar la propuesta.

En cuanto a las sustituciones, «mientras que la reivindicación sindical consiste en reclamar la sustitución desde el primer día en todos los niveles y cuerpos, el Ejecutivo mantiene la propuesta anterior, con sustitución desde el primer día solamente en Primaria y desde el tercero en Secundaria».

La derogación del Plan Heziberri 2020, al que los sindicatos califican de una copia de la Lomce, es otra de sus peticiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos