La huelga de profesores logra un respaldo «masivo» según los sindicatos y del 46% para el Gobierno Vasco

Manifestación en San Sebastián de profesores de la enseñanza pública./PEDRO MARTÍNEZ
Manifestación en San Sebastián de profesores de la enseñanza pública. / PEDRO MARTÍNEZ

Los 26.000 docentes de escuelas e institutos vascos que han parado este jueves reclaman mejoras laborales y mayores inversiones en la red pública

MARTA FDEZ. VALLEJO

El paro al que estaban convocados este jueves 26.000 profesores de escuelas e institutos vascos para reclamar mejoras laborales y mayores inversiones en la red pública ha tenido un seguimento que supera el 70%, con especial incidencia en las etapas de Infantil y Primaria, según los datos facilitados por los sindicatos ELA, LAB y Steilas. «El respaldo ha sido masivo», valoraron las centrales. de los profesores a la huelga y la situó en un 45,95%. La jornada de lucha ha dejado sin clases a parte de los 250.000 alumnos de la enseñanza pública.

Los portavoces de ELA, LAB y Steilas han lamentado que «hasta ahora», el Gobierno Vasco «no ha mostrado ninguna voluntad para iniciar una verdadera negociación» sobre sus reclamaciones. Según han censurado, en el proyecto de Presupuestos para 2018 no se recoge «ninguna medida que dé salida a la situación actual, ni para el personal docente ni para el resto de sectores de la enseñanza pública que están en lucha». Por ello, han exigido al Departamento de Educación «que inicie una negociación que responda a la grave situación del sector» y atienda a sus reivindicaciones. «De no ser así, no nos dejará otra vía que la de dar continuidad a la dinámica de movilizaciones y huelgas», han advertido. Durante este mes de noviembre se han llevado a paros también en escuelas infantiles y entre los colectivos de cocina y limpieza y Educación Especial.

Las centrales han convocado una huelga general para todas las etapas y trabajadores el 12 de diciembre, al que se han sumado también CC OO y UGT.

profesores se quejan de pérdidas de poder adquisitivo, recortes en los recursos y de que soportan mayores cargas de trabajo. Reclaman un aumento de las plantillas de, al menos, 2.000 docentes, subidas salariales, disminuir la tasa de eventualidad, rebajar el número de alumnos por clase un 10% y cubrir las sustituciones desde el primer día. Los sindicatos abertzales, que representan al 80% de los trabajadores del sector, apuestan, además, por otro modelo de enseñanza. Quieren «sacar de las aulas» la Lomce y que se derogue Heziberri, el currículum vasco, ya que, en su opinión, desarrolla la normativa impulsada por el Gobierno del PP. Otro de los objetivos de su lucha es lograr la «inmersión lingüística en euskera».

El Parlamento Vasco insta a negociar

El Parlamento Vasco ha instado hoy al Ejecutivo autonómico a seguir negociando y profundización en la mejora de la condiciones laborales de todos los colectivos profesionales que conforman la comunidad educativa y a garantizar que los contenidos que resulten de esa negociación sean viables.

Esta reclamación se ha incluido en una enmienda transada entre PNV, PSE-EE y PP en el pleno de hoy frente a una proposición no de ley de EH Bildu que ha sido rechazada al recabar sólo el apoyo de la bancada de Elkarrekin Podemos.

La iniciativa de la coalición soberanista reclamaba al Gobierno Vasco que incrementara la dotación de los presupuestos en Educación para 2018 como "primer paso" para materializar la propuesta presentada a los sindicatos por el departamento que dirige Cristina Uriarte el pasado septiembre de ofertar esta legislatura 5.000 plazas de docentes, 2.000 más de las previstas inicialmente.

Sin embargo, los partidos que sustentan al Gobierno Vasco, PNV y PSE-EE y el PP han votado en contra y han apoyado una enmienda transada entre los tres en la que el Parlamento emplaza al Ejecutivo a seguir negociación y profundizando en la mejora de las condiciones laborales de los diferentes colectivos profesiones del sistema educativo en las respectivas mesas negociadoras.

La Cámara también ha pedido a Educación que presente un estudio sobre la incidencia de la proyección demográfica en el sistema educativo vasco en los próximos años. El debate de esta iniciativa ha coincidido precisamente con la jornada de huelga de profesores de la enseñanza pública no universitaria convocada para hoy por ELA, LAB y Steilas en demanda de un incremento de la plantilla y de la reversión de los recortes, entre otras reivindicaciones.

Los portavoces de las diferentes formaciones que han intervenido se han referido a la "conflictividad" que vive el sector educativo público y el socialista José Antonio Pastor ha advertido de que la imagen de "continua inestabilidad" que se proyecta puede afectar negativamente a las matrículas en esta red y dar la imagen de que la concertada es más "segura". "No quiero que cuaje esa sensación", ha asegurado Pastor, quien ha apelado a las partes a buscar un marco de estabilidad para la educación vasca.

La parlamentaria del PNV Jone Berriozabal ha asegurado que la disposición del Departamento de Educación a negociar es "absoluta" y que el Gobierno Vasco es el mayor interesado en que el profesorado cuente con unas buenas condiciones laborales. Sin embargo ha censurado que la respuesta de los sindicatos sea la huelga y ha opinado que si toda esa "energía" se encaminara a la mesa de negociación, esta sería "mucho más efectiva".

Desde EH Bildu, Rebeka Ubera ha asegurado que el "desprestigio" de la red pública viene del Departamento de Educación y de la falta de compromiso y de inversión del Gobierno Vasco. También ha opinado que no "existe estrategia ni planificación" y ha reclamado un cambio de "paradigma" para garantizar la calidad de la enseñanza pública.

"Cuando las movilizaciones no cesan, algo está pasando", ha resumido por su parte el parlamentario de Elkarrekin Podemos Iñigo Martínez, quien ha defendido una mayor financiación de la red pública.

La representante del PP Juana Bengoechea ha reclamado diálogo, que se atiendan las "peticiones razonables y justas", que se tenga en cuenta a todos los sujetos que componen la educación vasca y que la falta de acuerdo no sea excusa para no tomar decisiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos