Deusto apuesta por una renovación de las universidades para adaptarse a las demandas sociales

El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante el acto de inauguración / Luis Ángel Gómez.

El rector invita a reflexionar sobre si se está educando a los estudiantes para profesiones que ya no existen

MARTA FDEZ. VALLEJOBilbao

El rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, ha advertido este miércoles de la necesidad de preparar a los estudiantes para las nuevas profesiones y capacidades que demandan la sociedad y las empresas en el acto de apertura del curso celebrado en Bilbao, en el que han estado presentes el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera de Educación, Cristina Uriarte. El lehendakari también ha destacado, como una de las funciones prioritarias de las universidades, la adecuación de la formación a los «retos del país», sobre todo el de la «inserción laboral de los jóvenes».

Deusto inicia el curso con 7.172 alumnos de grado, un 25% más que hace cuatro años, una cifra que se eleva a 11.000 si se suman los estudiantes de posgrado y otros programas. Guibert ha resaltado que cada vez más universidades se cuestionan «si hoy se está educando a los estudiantes para trabajos que ya no existen». El rector ha apuntado que Deusto está «inmersa» en un proceso de renovación de la oferta académica -dentro del proyecto 'titulaciones para un nuevo entorno'-. «En los cinco últimos años se han introducido once grados nuevos, hay ya diez doble grados y siete títulos propios asociados a carreras».

El responsable de la universidad jesuita ha destacado que los esfuerzos de Deusto van dirigidos también «a modernizar los métodos de aprendizaje» para que prepare a los estudiantes en las competencias que demanda el mercado laboral. «Las empresas cada vez miran menos las notas y más las capacidades como el pensamiento crítico, la facilidad para resolver problemas, la automotivación, modos profesionales de trabajar, habilidad para la comunicación oral y escrita, la ética profesional....», ha citado. Las nueva metodologías exigen que los profesores «dediquen tiempo de calidad a los estudiantes, en un sistema en el que a los docentes se les valora por sus publicaciones científicas».

Progresión hacia la «excelencia»

Por su parte, el lehendakari ha asegurado que la educación es una prioridad para el Gobierno Vasco y, por tanto, su objetivo es "fortalecer el sistema universitario vasco y contribuir a su progresión hacia la excelencia". Ha destacado que pasado el ecuador del plan universitario en vigor en Euskadi, su Ejecutivo ha planteado ya los objetivos del nuevo plan en el horizonte 2022.

Según ha expuesto, Euskadi ha logrado "consolidar un sistema de calidad al alcance de todas las personas, independientemente de su nivel económico". Ahora, el Gobierno Vasco afrontará los retos de "la excelencia y la adecuación permanente de la formación a las necesidades del país, con especial atención a facilitar la inserción laboral de la juventud", ha asegurado.

Fotos

Vídeos