Balluerka reconoce que la UPV tiene serios problemas de infraestructuras

Balluerka reconoce que la UPV tiene serios problemas de infraestructuras

La rectora reclama ante el Parlamento Vasco mayor implicación del Ejecutivo para renovar equipamientos y apoyar investigaciones

TERESA FLAÑOSAN SEBASTIÁN.

La crisis ha lastrado el pleno desarrollo de la UPV/EHU en los últimos años, aunque eso no significa que se haya quedado parada. Prueba de ello es que se encuentra clasificada en algunos de los rankings de las mejores universidades del mundo. Pero es preciso mejorar y para ello es necesario dotar a la institución de mayores recursos económicos, tanto institucionales como privados. Así lo entiende la rectora Nekane Balluerka, que ayer compareció ante la comisión de Educación del Parlamento Vasco.

En principio, acudía a petición de EH Bildu, para explicar las acciones que son necesarias llevar a cabo para superar la posición conseguida por la UPV en el ranking de Shanghái, donde se sitúa entre las 500 mejores del mundo. Las medidas que a su entender hay que desarrollar para ello le llevaron a hablar de la situación actual de la universidad y la percepción que tiene del futuro.

Así, reconoció que la institución académica vasca tiene serios problemas relacionados con las infraestructuras y equipamientos y con la contratación de personal, principalmente de técnico de apoyo a la docencia y a la investigación. Explicó que tenemos un euro por metro cuadrado y destacó que «el proyecto de la Facultad de Medicina y Enfermería es estratégico para nosotros, es relevante para progresar, y debe realizarse, aunque yo no la vea construida» en el cargo de rectora.

«La UPV es la universidad española en la que más se ha incrementado la producción científica»

«Las ventajas fiscales para quienes quieren invertir en la universidad son las peores del Estado»

Recordó que varios de los obstáculos con los que se ha topado para poder mejorar el funcionamiento de la UPV se encuentran en Madrid, donde toman las decisiones sobre la carrera investigadora, la normativa para poder instaurar la formación dual en la universidad y la tasa de reposición. También incidió en que las ventajas fiscales para personas y empresas que quieren invertir en la UPV «son peores que en cualquier otra comunidad del Estado y no favorecen el mecenazgo. No hay deducciones fiscales importantes para quienes se animen a apoyar económicamente a la universidad».

Autocrítica necesaria

Pero Balluerka quiso alejarse de cualquier posicionamiento victimista al asegurar que «debemos hacer autocrítica. Lo mismo que recibimos tenemos que dar. Si un alumno es financiado por la administración, debe cumplir con su compromiso con la sociedad, al igual que los profesores, investigadores y gestores, porque somos una institución pública».

También hizo hincapié en que elitismo y excelencia no deben estar reñidos y como universidad pública no debe impedir que personas con menos poder adquisitivo estudien. «Yo no hubiese podido estudiar en una universidad privada», aseguró la rectora.

Respecto al motivo de la comparecencia, Balluerka explicó que entre los indicadores que se analizan para realizar el Ranking Shanghái, se encuentra el número de publicaciones en revistas internacionales de prestigio reconocido, las citas de los trabajos de sus investigadores o el número de premios Nobel o medallas Fields que imparten clases en las aulas o han estudiado en ellas. El hecho de que la UPV haya superado primero la preselección de las 1.200 universidades entre las 20.000 que hay en todo el mundo y que finalmente se encuentre entre las quinientas mejores, es motivo de satisfacción.

Y aunque destacó que la universidad vasca ha sido la que más ha incrementado la producción científica en el Estado, con un 147% en la última década, y que también han crecido notablemente las publicaciones científicas en revistas como Nature o Science, «lo que demuestra que la excelencia se está asentando en la UPV», abogó por una mayor implicación económica del Gobierno Vasco para poder renovar el equipamiento científico-tecnológico para sustituir infraestructuras obsoletas y para apoyar más investigaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos