«Hay alumnos que al acabar FP tienen cuatro o cinco empleos para elegir»

«Hay alumnos que al acabar FP tienen cuatro o cinco empleos para elegir»

El viceconsejero Jorge Arévalo asegura que Europa ha elogiado el modelo vasco por su capacidad para formar los nuevos perfiles que piden las empresa

MARTA FDEZ. VALLEJO

La Formación Profesional vasca se ha convertido en una pequeña Finlandia de la enseñanza. Responsables educativos de más de una veintena de países –desde Alemania a Francia, Dinamarca o Noruega– han viajado a Euskadi para conocer de cerca su modelo, al igual que hace años recorrían los colegios finlandeses en busca de la fórmula del éxito escolar. La pasada semana, la Comisión Europea eligió a la FP vasca como referente de éxito e invitó al viceconsejero, Jorge Arévalo, a explicar las claves de cómo debe ser la futura política de estos estudios profesionales.

Europa ha puesto sus ojos en la FP de Euskadi.

– Estos reconocimientos nos motivan mucho, nos hacen pensar que vamos por el buen camino.

¿Cuál es la fórmula?

– Nuestra FP tiene capacidades que Europa valora mucho. Nos adaptamos a la constante evolución de las tecnologías en la industria y tenemos una gran capacidad de reacción para responder a la demanda de nuevos perfiles profesionales que reclaman las empresas.

Póngame un ejemplo.

– Desde que la empresa nos pide un técnico para un trabajo concreto en el que no hay profesionales preparados solo tardamos dos o tres meses en diseñar un programa de especialización para los alumnos. Es una formación a la carta. Vamos a la empresa, vemos la tecnología que tiene, el perfil concreto que precisa y preparamos el plan formativo.

Las cifras

40.700 alumnos vascos
estudian Formación Profesional.
100% de inserción laboral
en ciclos industriales como los de mecatrónica, robótica o fabricación mecánica.

Con lo que cuesta hacer cambios en la enseñanza, en la FP parece tan fácil...

– No nos queda otra porque debemos responder a necesidades reales, del día a día. Pero sí es cierto que no hay otro sistema educativo con nuestra capacidad de reacción. En España tardarían en preparar un programa de especialización dos años y medio, y en Estados Unidos, un año. Además nos anticipamos a los trabajos del futuro, a lo que va a requerir la industria y la sociedad a dos años vista.

¿Para qué trabajos del futuro se está preparando a los alumnos?

– Estamos trabajando –incluso ya hay ciclos en marcha– en campos como los de la ciberseguridad, fabricación inteligente, robótica industrial colaborativa, vehículos autónomos inteligentes, ‘Big data’, realidad aumentada, agricultura sostenible, tecnologías implantables en el cuerpo, impresión 3D aplicada a la salud, a la elaboración de alimentos o ropa... Yhemos revolucionado los aprendizajes para dar la formación de alto nivel que requieren estas especialidades.

¿Cómo?

– Aplicamos metodologías más prácticas. Se trabaja por proyectos, resolución de problemas, trabajo en equipo... Hemos formado a los profesores y estamos renovando las aulas de los centros, tirando paredes para poder adaptar los espacios a los nuevos sistemas de aprendizaje. Es otra de las claves del éxito de la FP.

Faltan alumnos

El Gobierno vasco anima a matricularse en la FP por su alta empleabilidad y porque la mayor parte de los puestos en la industria van a ser para estos técnicos.

– La inserción laboral en los ciclos industriales roza el 100%, principalmente en los de mecatrónica, robótica o fabricación mecánica. Hay alumnos que al acabar tienen cuatro o cinco empresas para elegir. Y son empleos de calidad. Pero nos hacen falta más estudiantes en estas especialidades industriales porque en unos años no tendremos suficientes titulados para atender a la demanda. Ya hay puestos que no podemos cubrir.

«Necesitamos más chicas que opten por robótica o mecatrónica en lugar de estética o peluquería»

¿No hay más alumnos este curso que el pasado?

– Esperábamos una reducción del 10% porque cuando mejora la situación económica más jóvenes optan por trabajar en vez de seguir estudiando. Sin embargo, ha aumentado un 5%, lo que supone un crecimiento importante. Pero no es suficiente. Necesitamos más y, sobre todo, chicas.

¿Qué porcentaje de chicas hay?

– Sólo hay un 9% en los ciclos industriales. No conseguimos que cale el mensaje de que en estas profesiones se trabaja con ordenadores y tecnología moderna, ya no son los antiguos talleres. Las chicas siguen optando de forma mayoritaria por ciclos del sector servicios, estética, peluquería... a pesar de que son empleos con menor estabilidad laboral y peor remunerados. A las familias les está costando dar el paso.

El modelo de la enseñaza dual se extiende por las tres universidades vascas

Las empresas vascas reclaman desde hace tiempo que el modelo de FP Dual, que combina estudios y trabajo remunerado, se extienda a grados y másteres por los buenos resultados que está dando. «Las universidades están preparando carreras duales y estamos colaborando con ellas», comenta el viceconsejero de FP, Jorge Arévalo.

Esta vía está ya consolidada en los ciclos formativos. En Euskadi hay más de 1.900 estudiantes de FP que se forman y trabajan en 1.300 empresas vascas. Cobran salarios que van desde 6.800 a 9.500 euros al año, según el número de horas que dedican. «El alumno hace entre 1.200 y 3.500 horas de prácticas. Cuando le contratan, ya produce, no necesita adaptación al puesto...», detalla Jorge Arévalo.

Ingenierías duales

El Gobierno vasco va a presentar hoy sus planes para la implantación de la enseñanza dual en la Universidad en los próximos cursos, en principio a titulaciones de Ingeniería y del ámbito de los estudios de empresariales. Educación ya ha avanzado que tiene previsto poner en marcha veinte grados y másteres de formación dual para el curso 2019-20.

Además de los grados duales que ya funcionan en los dos centros pioneros, Mondragon y el Instituto de la Máquina Herramienta de Elgoibar, en septiembre se ha puesto en marcha en la UPV/EHU el de Ingeniería en Automoción en Vitoria y Administración y Dirección de Empresas en Gipuzkoa junto con un máster en Deusto. Estos estudios contarán con un distintivo de «mención dual», que servirá para reconocer oficialmente la formación práctica que ha conseguido el titulado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos