Los agentes educativos piden hablar de financiación para alcanzar un pacto

La consejera Cristina Uriarte se reunió ayer con agentes educativos, sindicatos, padres de alumnos y profesores. / BLANCA CASTILLO

La consejera Uriarte explicó ayer los pasos para elaborar un documento que incorpora solo líneas generales

MARTA FDEZ. VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

Los agentes educativos, sindicatos, padres de alumnos, patronales de centros y profesores consideran que cualquier negociación dirigida a alcanzar un acuerdo en la enseñanza vasca debe abordar el papel de la escuela pública y la concertada, y su financiación. Sin esos mimbres creen que la negociación que comenzó ayer Educación con los representantes del sistema escolar no llegará a buen puerto. La consejera Cristina Uriarte constató, en todo caso, la «voluntad» de todos los participantes por «alcanzar puntos de encuentro» que permitan conseguir el pacto. «No podemos estar todos los días en una pelea», dijo.

Uriarte se reunió ayer con 33 asociaciones, patronales de la enseñanza concertada, sindicatos y universidades para presentarles su propuesta. El camino que se inicia ahora, y que debería culminar con la elaboración de una ley de enseñanza vasca, es muy largo. Para cuando se materialice en una medida concreta en las aulas pasarán años. El Departamento va a crear cinco grupos de trabajo con expertos para que traten sobre convivencia, lenguas, evaluación, modernización de los aprendizajes y autonomía de los centros. En tres meses elaborarán un documento, al que los participantes ayer en el encuentro harán aportaciones que se podrán incluir en el texto.

Ese borrador pasará al Consejo Escolar de Euskadi, que introducirá las mejoras que considere oportunas, y volverá al Departamento. La consejería de Uriarte lo remitirá al Consejo de Gobierno y de allí al Parlamento -ese paso se quiere dar antes del próximo verano-, donde quedará en manos de los partidos. Si la Cámara llega a aprobar un documento, será un texto que recoja solo «líneas generales»: en lo que hay un consenso en la enseñanza vasca para elaborar una nueva ley educativa.

«Hay que aclarar cuál va a ser el modelo educativo, el papel de la red pública y la concertada» EHIGE

Kristau Eskola -colegios religiosos- y las ikastolas concertadas valoraron que se inicie ese camino y mostraron su intención de participar con «actitud abierta» y sin «líneas rojas». También apuntaron la necesidad de que se hable de los recursos. «Hemos echado de menos que se aborde el papel de la concertada como servicio público y la financiación del sector», destacó el presidente de las ikastolas, Koldo Tellitu. El director de Kristau Eskola, Mikel Ormazabal, confió en que surja en las mesas de trabajo porque «lo que se acuerde debe tener financiación».

Los sindicatos coincidieron en la importancia de hablar de la inversión. «Si como consecuencia del proceso es necesario incrementar los recursos, no sabemos si el Gobierno estaría dispuesto a aumentar la inversión pública en Educación», advirtió su portavoz, Xabier Irastorza, que junto con Steilas y CCOO considera que el Gobierno debe aclarar que la escuela pública es «la prioridad». «Echamos en falta que se incluya en la negociación el tema más importante, el modelo educativo por el que apuesta el Gobierno Vasco, si la escuela pública va a ser el eje de la enseñanza vasca», remarcó la responsable de la asociación de familias de la red pública, Lurdes Imaz.

Los sindicatos también mostraron sus dudas sobre la forma en la que va a elegir el Departamento a los expertos de los grupos de trabajo que elaborarán el documento. «No se garantiza la presencia de los agentes educativos en cada uno de ellos», censuró ELA. Además, las centrales abertzales consideran que el trabajo que se va a abordar no tiene sentido «si hay que ajustarse a los límites que marca la Lomce».

Fotos

Vídeos