Diario Vasco

ELA y Steilas convocan paros de una hora en Educación para el 26 de octubre en contra de la Lomce y de los «recortes»

Protesta contra la Lomce en Donostia el pasado mes de febrero.
Protesta contra la Lomce en Donostia el pasado mes de febrero.
  • «En la Comunidad Autónoma Vasca la LOMCE tiene un nombre, que es Heziberri», denuncian los sindicatos nacionalistas

ELA y Steilas han convocado al personal de Educación a un paro de una hora de duración el próximo 26 de octubre en contra de los "recortes" que, según han denunciado, lleva a cabo el Gobierno vasco en esta materia y de la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). A juicio de los dos sindicatos nacionalistas, "en la Comunidad Autónoma Vasca la LOMCE tiene un nombre, que es Heziberri".

Asimismo, las dos centrales han llamado a toda la comunidad educativa a sumarse a las manifestaciones organizadas para el 26 de octubre en las tres capitales vascas y en Pamplona con el mismo fin.

En rueda de prensa, Alain García, de ELA, y Ana Pérez, de Steilas, han leído un manifiesto a favor de la Educación en "Euskal Herria" y en contra de los recortes, de la LOMCE y del plan estratégico del Departamento vasco de Educación, Política Lingüística y Cultura para mejorar el sistema educativo de Euskadi, Heziberri.

Según han denunciado, el Ejecutivo autonómico "se ha posicionado en contra" de la LOMCE, pero, "sin embargo, adopta los contenidos básicos y los mecanismos de control" de la nueva ley estatal que, en su opinión, "atentan gravemente contra nuestro sistema educativo y están introduciendo progresivamente la LOMCE en toda su extensión".

Para ELA y Steilas, la consejera vasca de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte, "bajo el disfraz de Heziberri, nos va imponiendo los principales y más graves contenidos de la reforma". En este sentido, han apuntado que "Uriarte, a pesar de decir en la campaña electoral que aquí no se harían reválidas, el 23 de septiembre publicó el decreto que las regulaba, sin oponer ninguna resistencia a los mecanismos que la LOMCE establece para controlar todo el sistema educativo".

Asimismo, los representantes sindicales han acusado al Gobierno vasco de estar "imponiendo fuertes recortes en Educación, empeorando las condiciones laborales, incrementando la tasa de eventualidad a cotas inaceptables, amortizando puestos, aumentando las cargas de trabajo y aumentando el número de alumnos por aula".

Por todo ello, han exigido "abandonar las políticas de recortes" y "dejar de aplicar una ley que tiene como objetivo poner la educación al servicio de la actual economía liberal, y que resulta totalmente centralizadora, adoctrinadora, uniformadora, regresiva, segregadora y elitista, y que de ninguna manera aceptaremos su implantación en Euskal Herria".

Del mismo modo, han requerido al Gobierno vasco para que se abstenga de aplicar la LOMCE y "su apéndice Heziberri", así como para que desarrolle un sistema educativo "propio" y "consensuado con la comunidad educativa en Euskal Herria".

Al juicio de ambos sindicatos, dicho sistema propio debería tomar como "eje" la enseñanza pública "asegurando una inversión en Educación equivalente a la media europea y aumentando la plantilla y los medios necesarios". Además, tendría que contemplar una educación "inclusiva, compensadora, integradora y coeducadora que garantice el desarrollo integral de todo el alumnado, basada en la igualdad de oportunidades, la equidad y la calidad".

Igualmente, a su modo de ver, sería necesario desarrollar un "curriculum propio para Euskal Herria" y articular la educación en torno a "un único modelo lingüístico que propicie alumnado euskaldun y plurilingüe", así como abrirla a "la participación democrática" de la comunidad educativa y de la ciudadanía "en cuanto a la toma de decisiones y gestión".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate