Dimite el director del centro vasco de neutrones

José Luis Martínez
José Luis Martínez

Alega motivos personales aunque la decisión llega tras una reducción del 30% de la financiación de la entidad hasta 2025

JOSÉ DOMÍNGUEZ SAN SEBASTIÁN.

Tras un año de incertidumbres sobre su continuidad y cuando se agotaban todos los plazos, el 21 de julio los gobiernos central y vasco sellaban un pacto para salvar al centro de investigación neutrónica de Zamudio. El acuerdo, sin embargo, no ha devuelto la tranquilidad a la plantilla, de 60 científicos y profesionales de ESS Bilbao, que ha visto de nuevo temblar sus cimientos con la dimisión de su director ejecutivo, José Luis Martínez. El eminente físico, asesor del Gobierno central durante una década y que ha trabajado en instalaciones de Japón, Estados Unidos y Francia, ha alegado motivos personales para tomar su decisión, pero es un hecho que ésta se ha producido después de la reducción a 64 millones de euros, un 30%, de la financiación de la entidad hasta 2025 para construir piezas destinadas al proyecto científico más importante en el que se trabaja en la actualidad en Europa: la construcción del acelerador de partículas de Lund, Suecia, un complejo pionero que permitirá avanzar en la investigación en tratamientos como el cáncer o en nuevos materiales.

El propio José Luis Martínez acudió el miércoles a una asamblea de trabajadores para confirmarles una dimisión «irrevocable» que ya les había comunicado mediante una circular interna a finales de agosto. Tras la reunión, y con el fin de aclarar las dudas que han vuelto a surgir sobre el futuro y viabilidad del centro, el comité de empresa ha pedido al consejo rector de la entidad -integrado exclusivamente por los ejecutivos de Madrid y Euskadi-, explicaciones sobre las medidas que se van a tomar a partir de ahora. Y no sólo se preocupan por su futura dirección, sino también por la firma del crédito de 18 millones para proseguir con su actividad a partir de enero.

Fotos

Vídeos