La dieta de los vascos

Euskadi consume carnes, pescados y vinos de calidad, pero muy pocas legumbres y verduras. Un estudio del Gobierno central señala al País Vasco como la comunidad donde se lleva una dieta más sana

La dieta de los vascosGráfico
FERMÍN APEZTEGUIA

A los vascos nos gusta comer y, en general, lo hacemos bien, de manera muy sana. Un estudio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación señala a Euskadi como la autonomía donde mejor se come, a juzgar por el contenido de nuestra cesta de la compra. El trabajo, que evalúa periódicamente la producción, distribución y venta de alimentos, incluye al País Vasco entre las comunidades que compran de manera más saludable, porque somos los terceros que más frutas adquirimos en el mercado (112,5 kilos al año), por detrás de asturianos y castellano-leoneses; ocupamos el cuarto lugar, empatados con los valencianos, en la adquisición de productos de la huerta y figuramos entre los que nos llevamos más y mejor vino a casa, 6,4 litros por persona y año, superados sólo por Baleares. ¿Un buen resultado?

Según reflexiona el médico nutricionista Javier Aranceta, presidente del comité científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), lo que uno mete en el carro no siempre coincide con lo que finalmente se lleva a la boca. Las intenciones a menudo superan a la realidad y lo demuestra el cubo de la basura. Cada ciudadano desperdicia una media de ochenta kilos de comida al año. Aún así, en el caso de Euskadi, ambos hábitos (compra y consumo) practicamente coinciden. El estudio ANIBES sobre costumbres alimentarias revela que el País Vasco es la autonomía donde más y mejor se come. Sobre nuestra mesa, hay habitualmente carne, pescado y vinos de calidad, aunque también tenemos asignaturas pendientes. Tomamos pocas verduras y legumbres, que son «imprescindibles» para una dieta sana.

Producto certificado

La comparación de estas dos investigaciones -cuyos datos sobre Euskadi se muestran en el gráfico que acompaña a esta información- revela que País Vasco y Navarra son las autonomías donde se reserva una mayor parte de los ingresos al capítulo de la alimentación. «Los vascos saben que para comer gastronómicamente mejor hay que primar la calidad sobre la oportunidad. Y se hace con gusto, porque nuestra relación con la comida ha sido tradicionalmente muy especial», razona Aranceta.

La comida en cifras

7 gramos de legumbres
consumen los vascos al día. Deberían ser 40, una o dos raciones por semana
80 kilos
de comida al año arroja cada ciudadano a la basura porque la compra y no la consume

El consumo de carne «no es mayor» que la media nacional, pero sí la inversión en producto certificado, con sello de trazabilidad, que permite conocer desde quién ha criado una cabeza de ganado y de qué manera hasta el árbol genealógico del animal. No es la misma chuleta la de una res alimentada en pastos al aire libre que la de otra estabulada y engordada a base de pienso.

Asignaturas pendientes

Ocurre algo parecido con los huevos, el vino y el aceite de oliva. Euskadi consume mucho huevo, pero especialmente de tipo cero, que son los preferibles desde el punto de vista ecológico. Los caldos que se ponen sobre la mesa también suelen ser de calidad, generalmente del tipo crianza. «A nivel nacional llama la atención que se compre poco vino en Castilla-La Mancha, pero puede que no sea tan raro. Ocurre igual en La Rioja; y en Canarias con los plátanos», detalla Aranceta. «¿La razón de algo así? Quizá en esas zonas hay mucho pequeño productor que se autoabastece; y esa realidad queda fuera de las estadísticas».

Los mejores pescados se sirven en el norte y en Madrid. Los vascos tienen predilección por el producto fresco y especialmente por la merluza, la pescadilla y el rodaballo. La dieta vasca tiene otros indicadores de calidad como su importante ingesta de frutas, con una media de 2,5 piezas al día cuando lo ideal son tres; y lo poco que se recurre a precocinados y refrescos con azúcar.

Merece la pena

Platos precocinados.
Es mejor evitarlos, porque contienen conservantes. Lo mejor es prepararlos en casa, con producto fresco. Aún así, pueden ser una buena opción para compensar el escaso consumo de los vascos de verduras y, sobre todo, de legumbres, que resultan más trabajosas de preparar. Si opta por esta opción para mejorar su dieta, no compre cualquier marca. Busque un producto de calidad y compleméntelo con un sofrito de verdura fresca o un caldo casero.
Menos bollería.
El País Vasco figura entre las autonomías con menor consumo de refrescos y zumos comerciales. Pero está por encima de la media en ingesta de productos de pastelería. Puede ser peligroso. Limite esa tendencia, evite la bollería industrial y, cuando quiera dulce, busque una pastelería de confianza. En Euskadi las hay muy buenas.
Esperanza de vida.
El País Vasco tiene menos obesidad que el resto de España (17,9%, frente al 21,6%) y menos mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Los vascos se mueren (algo) más de cáncer, mientras que la primera causa de mortalidad en el conjunto de España son infartos, derrames, trombosis y patologías similares. El especialista Javier Aranceta considera que ambas circunstancias «muy probablemente» estén relacionadas con la mejor dieta que se lleva en Euskadi y explicaría la mayor esperanza de vida de los vascos.

También hay sombras. Euskadi suspende en el consumo de legumbres -como todo Occidente- y verduras. Los vascos compran mucha hortaliza, pero la mayor parte de ellas, según Aranceta, no se comen como primeros platos, sino que se emplean en la elaboración de salsas.

Los 7 gramos al día de legumbres per cápita que nos comemos quedan lejos de los 40 recomendados. Una dieta sana requiere incluirlas en el menú semanal dos días en invierno y uno en verano. Pero sólo consumimos dos raciones al mes -«ridículo»- y privamos al organismo de un alto y necesario contenido de proteínas, hidratos, fibra y minerales como hierro y magnesio, que son grandes aliados frente a las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Unas y otras son las que más matan a los vascos. A pesar de que nuestra esperanza de vida figura entre las mayores del mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos