Detenido en Bilbao por conducir con una persona colgada de la ventanilla

Preguntado por lo sucedido, el individuo, de 27 años, explicó que había tenido un problema con otro varón con motivo de la compra-venta de un teléfono móvil. Se le acusa de un delito contra la Seguridad Vial por conducción temeraria y otro de atentado contra agente de la autoridad

AGENCIAS

La realidad a veces supera a la ficción. La Ertzaintza detuvo ayer en Bilbao a un joven de 27 años por conducir un turismo a gran velocidad por diferentes calles de la ciudad, con un varón colgado de una de sus ventanillas, y golpear a un ertzaina libre de servicio para evitar su arresto.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las seis menos cuarto de la tarde, cuando la Ertzaintza recibió varios avisos que informaban de que un Seat Córdoba estaba circulando a gran velocidad, con una persona colgada de una de sus ventanillas, por varias calles del centro, obligando a los ciudadanos a esquivar el vehículo para evitar ser atropellados.

Una de las llamadas informaba de que el coche se había detenido en la calle Labayru y que se estaba produciendo una pelea entre el conductor y otros dos varones en el lugar.

Una patrulla de la Ertzaintza acudió entonces a la citada calle Labayru, donde los agentes vieron cómo dos varones retenían en el suelo a un tercero. Uno de ellos se identificó como ertzaina libre de servicio y relató cómo momentos antes había tenido que tirarse sobre el asfalto cuando cruzaba un paso de cebra, en la confluencia de las calles Carmelo Gil y Autonomía, para evitar ser atropellado por el Seat Córdoba.

El agente explicó que había visto que el coche se había introducido en la calle Labayru y lo había seguido, donde se había detenido a causa de un atasco.

Un individuo -luego identificado como otro ciudadano que a punto había estado de ser atropellado también por el vehículo- estaba increpando al conductor, que le respondía desde el coche.

Por la compra-venta de un móvil

Con la llegada del ertzaina, que se identificó como tal ante los dos varones, el sospechoso salió del vehículo y se enfrentó a golpes con ambos, siendo poco después inmovilizado en el suelo.

Una vez que los ertzainas de la patrulla se hicieron cargo de la situación, el sospechoso fue identificado como un varón de 27 años.

Preguntado por lo sucedido, el individuo explicó que había tenido un problema con otro varón con motivo de la compra-venta de un teléfono móvil y que, una vez que había decidido abandonar el lugar de la discusión en su coche, el otro individuo se había colgado de la ventanilla para intentar impedirlo.

Ante estos hechos, los ertzainas detuvieron al sospechoso bajo la acusación de un delito contra la Seguridad Vial por conducción temeraria y otro de atentado contra agente de la autoridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos