El agresor sexual de la menor de 13 años en Santurtzi le dio bombones y un euro tras abusar de ella

La concentración silenciosa de cinco minutos contó este viernes con representación de todos los partidos políticos del Consistorio../Oskar Lorenzo
La concentración silenciosa de cinco minutos contó este viernes con representación de todos los partidos políticos del Consistorio.. / Oskar Lorenzo

El hombre, que ayer ingresó en prisión, abordó a la chica en la calle y la subió a su domicilio

AINHOA DE LAS HERAS

Agentes de investigación de la comisaría de la Ertzaintza en Muskiz detuvieron el jueves a un hombre de 54 años, sin antecedentes penales, como presunto autor de una agresión sexual cometida la víspera sobre una menor de 13 años en Santurtzi, confirmó ayer el Departamento de Seguridad en una nota de prensa. El Juzgado de Barakaldo encargado del caso ordenó ayer su ingreso en la prisión de Basauri.

Según la denuncia presentada por la niña y su familia, este individuo la abordó por detrás cuando caminaba por la calle Nuestra Señora de Begoña, en la localidad costera, sobre las cuatro y media de la tarde del pasado miércoles. El desconocido le ofreció dinero y chocolate si accedía a subir con él a su casa, a lo que ella se negó. Entonces, la cogió de la muñeca y mediante coacciones la obligó a entrar en un portal, a meterse en el ascensor y a acceder a un domicilio. Según el testimonio de la menor, en el piso había otra niña de corta de edad.

Ni a sus padres

El agresor la metió en una habitación, donde le quitó la ropa y la agredió sexualmente. La menor intentó zafarse, empujó al hombre y le pidió que la dejara en paz, momento en que dejó de abusar de ella. A continuación, el detenido le dio varios bombones y un euro y le pidió que no le contara a nadie lo ocurrido.

La chica, sin embargo, se desahogó con su familia, por lo que sus progenitores la acompañaron en primera instancia a la comisaría de la Policía Municipal en Santurtzi. Desde allí, al tratarse de un delito contra la libertad sexual, tal como marcan las directrices de Fiscalía, el caso fue derivado a la sede policial de la Ertzaintza, cuerpo que se ha encargado de las diligencias, en Muskiz. La menor fue trasladada hasta el hospital de Cruces, donde se activó el protocolo para agresiones sexuales.

Gracias a los datos aportados en la denuncia, los investigadores lograron identificar al presunto autor de los hechos en menos de 24 horas, por lo que el jueves fue arrestado en el mismo Santurtzi y trasladado a dependencias policiales, donde pasó la noche en el calabozo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos